Ideal

"Si aparece Marta, para nosotros, se terminaría todo"

  • El padre de Marta del Castillo muestra su satisfacción por la nueva búsqueda que se hará del cuerpo de la joven en el Guadalquivir: "No creo que esté muy lejos de la orilla", añade

La familia de Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009 por Miguel Carcaño, ha admitido este miércoles sentir "una gran satisfacción" con la decisión del juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, de autorizar una nueva búsqueda del cuerpo de la joven en una zona del río Guadalquivir que todavía no había sido rastreada.

El padre de Marta, Antonio Del Castillo, ha declarado a Espejo Público que “si aparece Marta, para nosotros, se terminaría todo” y ha añadido que no cree que su hija "esté muy lejos de la orilla" del río.

Por su parte, el abuelo de la joven, José Antonio Casanueva, ha reiterado que se trata de "una satisfacción enorme" para toda la familia que ha acogido con "mucha alegría" esta autorización del juez para que la Policía Nacional inicie una nueva investigación en la zona señalada porque "ésta sería la última bala que gastar".

"Para nosotros ha sido una gran satisfacción, aunque seguiríamos buscando por nuestros propios medios" si este rastreo arrojara resultados negativos, ha asegurado. Así pues, ha añadido que cabe la posibilidad de que el cuerpo de Marta se encuentre en esta zona del Guadalquivir, si bien se ha mostrado "prudente" ante la nueva búsqueda.

"No podemos lanzar campanas al aire aunque sí creemos, por la proximidad a la vivienda de Carcaño y el tiempo que tardaron en volver a la misma, que cabe la posibilidad de que pueda estar aquí", ha manifestado.

En este sentido, ha desvelado que, tras entregar el informe en el Juzgado, un testigo les notificó que la noche de la desaparición de la joven sevillana "había visto, a una hora determinada, por esta zona" --la señalada para la nueva búsqueda-- a varias personas con una silla de ruedas y que "al principio no se tomó en cuenta". "Ahora sí y ha dado resultado", ha explicado, al tiempo que ha subrayado que se trata de un dato "muy esperanzador" para la familia.

Según el abuelo de Marta, de encontrarse el cuerpo de la joven sevillana en esta zona, la familia encontraría "sosiego y descanso", ya que podrían "enterrarla y llevarle flores en un momento dado a su tumba". "Eso ya sería cerrar este episodio", ha asegurado.

Por último, ha admitido que la familia se encuentra actualmente "bastante nerviosa y muy intranquila" ante la inminente búsqueda, que realizarán agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) con base en Guadalajara, y ha recalcado que no existe una fecha exacta de inicio porque depende de las condiciones meteorológicas.