Ideal

Dimiten el viceconsejero de Salud y el gerente del SAS en plena crisis sanitaria en Andalucía

Dimiten el viceconsejero de Salud y el gerente del SAS en plena crisis sanitaria en Andalucía
  • El Gobierno andaluz aprueba un decreto para derogar el decreto de fusiones

La crisis sanitaria en Andalucía se ha cobrado los primeros ceses. Esta mañana el Gobierno de Susana Díaz ha aceptado la dimisión del viceconsejero de Salud, Martín Blanco, y del gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, según ha informado el portavoz, Miguel Ángel Vázquez. Ambos directivos han protagonizado las negociaciones fallidas para frenar las movilizaciones de plataformas contra la política sanitaria de la Junta. El mayor fracaso se ha visto en Granada, donde no ha sido posible un acuerdo con sindicatos sobre la nueva situación hospitalaria tras frenarse la fusión de sus dos hospitales.

El Gobierno de Díaz no solo ha aceptado la cabeza de los dos cargos. También ha ordenado al consejero de Salud, Aquilino Alonso, que derogue los decretos de fusión de Granada y Huelva, hasta ahora en proceso de paralización.

El Gobierno ha nombrado como viceconsejero a María Isabel Baena, cordobesa y doctora en Farmacia por la Universidad de Granada. Desde 2015 era la directora general de Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud. Nació en 1962.

El nuevo gerente del SAS es Mariano Martín Patón, médico experto en urgencias pediátricas en Granada que hasta ahora era gerente del Hospital Viegen Macarena de Sevilla y ha desempeñado otros cargos en la Administración autonómica.Tiene 55 años.

Vázquez ha descartado que Susana Díaz se haya planteado el cese de Aquilino Alonso y ha asegurado que tiene todo el respaldo político de la presidenta.

El portavoz ha agradecido la labor de los dimitidos porque "se han volcado por la sanidad pública".

El cese de los dos directivos se produce después de varios meses de movilizaciones y protestas en varias capitales andaluzas, primero contra la fusión hospitalaria en Granada y Huelva y luego contra recortes en la prestación sanitaria en Málaga, Sevilla y Jerez. Las manifestaciones en Granada llegaron a ser multitudinarias con varias decenas de miles de personas contra la Junta.

Desde el primer momento Susana Díaz admitió errores y prometió diálogo para llegar a un entendimiento y rectificar la política de fusiones, así como prometer este fin de semana más dinero para urgencias y acortar las listas de espera.

Los ceses pueden entenderse como un paso más para frenar el descontento ciudadano y las progresivas mareas sanitarias, apoyadas por PP, Podemos y Ciudadanos. Se producen además un día antes de que el Parlamento reanude su actividad con un debate sobre la sanidad.