Ideal

Detenido un joven de 17 años por el presunto asesinato de su madre durante una discusión

Agentes del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil salen de la casa donde se encontró el cadáver.
Agentes del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil salen de la casa donde se encontró el cadáver. / efe / Julio Muñoz
  • El parricidio ocurrió en la casa familiar de Montilla (Córdoba) y el muchacho implica a un hermano mayor, que está siendo buscado por la Guardia Civil

Una mujer de 47 años, María del Carmen R.L., fue encontrada muerta en su casa de la localidad cordobesa de Montilla, en la tarde del jueves, con heridas de arma blanca y múltiples signos de violencia. La Guardia Civil cordobesa confirmó la detención del hijo de la mujer, de 17 años, como presunto autor del crimen, mientras se busca a otro hijo, de unos 21 años, implicado por éste en los hechos. Hasta el momento no ha sido detenido.

A falta de conocer los resultados de la autopsia, que se le practicaba ayer en el Instituto anatómico Forense, las fuentes de a Benemérita apuntan a las heridas de arma blanca como causa de la muerte, que se habría desencadenado por una discusión familiar.

El hijo menor de la víctima, de 17 años, pasó a disposición del juzgado de menores, mientras en la localidad se sucedían las muestras de pésame y se decretaban tres días de luto, después de que se dedicara a la víctima la concentración silenciosa convocada con motivo de Día contra la Violencia de Género. El ayuntamiento suspendió además todos los actos programados para este día.

La Guardia Civil de Montilla fue quien realizó el descubrimiento del cadáver, tras ser alertada por un vecino de la vivienda familiar donde ocurrieron los hechos, una casa situada a las afueras del municipio, en dirección a Nueva Carteya (Córdoba), entre los arroyos de Guta y de La Campiñuela.

Los agentes de la Benemérita encargados de la investigación del crimen intentan localizar a familiares de la fallecida para interrogarles, entre ellos el otro hijo de la mujer, de unos 21 años, al que su hermano menor habría implicado en la muerte de la madre de ambos, según fuentes cercanas al caso.

Según la agencia Europa Press, un vecino de la mujer se encontró en la tarde del jueves con el hijo adolescente de la fallecida, que presentaba una «actitud nerviosa», a juicio de este testigo. El muchacho le confesó que su madre se hallaba muerta en el interior de la vivienda familiar, por lo que el vecino decidió contactar con la Guardia Civil que, de inmediato, se trasladó hasta la vivienda donde, a última hora de la tarde descubrió el cuerpo sin vida de la mujer.

Según los primeros indicios obtenidos por los agentes, la víctima habría muerto a lo largo de la mañana de este jueves, como consecuencia de los numerosos golpes que había recibido por uno o varios agresores. En este sentido, el propio menor de edad confesó a la Guardia Civil su participación en el crimen, implicando en los hechos a su hermano mayor de edad, si bien fuentes consultadas creen que es el joven de 17 años el presunto autor del crimen.

El chico publicó hace una semana diversos mensajes con tono «amenazante» en una red social, según estas fuentes. Sin identificar al destinatario de los mensajes, el detenido escribió en su perfil de la red social mensajes tales como «morirás como viviste...», «tus días están contados...» o «Si alguien muere no es mi culpa...». Los agentes investigan la posible relación con la causa.

Las principales vías de investigación apuntan a que el crimen se produjo a consecuencia de una discusión familiar.

El alcalde de Montilla, Rafael Llano, indicó que la víctima recibía ayuda asistencial de los Servicios Sociales del Ayuntamiento al tener una «familia desestructurada» y para mediar en los conflictos familiares que habitualmente sufría.

Llano declaró a la agencia Efe, tras el minuto de silencio guardado a las puertas del municipio, dado que «cuando se constata el fatal desenlace» el hijo menor «implica a su hermano mayor», que está siendo localizado porque al parecer residía en un apartamento en la Costa del Sol.

La pareja de la mujer y padre del supuesto parricida se encuentra en prisión, según Efe. El alcalde indicó que al tratarse de una «familia desestructurada» recibe asistencia de los Servicios Sociales, pero «no nos daba ningún indicio de que esto pudiese acabar de una forma problemática» a pesar de que los trabajadores municipales «mediaban en los conflictos» en la misma.