Ideal

Susana Díaz: "Necesitamos que se resuelva rápidamente la cuestión de la gobernabilidad"

Susana Díaz: "Necesitamos que se resuelva rápidamente la cuestión de la gobernabilidad"
/ EFE
  • "Estamos perdiendo la paciencia de los españoles; No es serio que no tengamos un gobierno", afirma la presidenta en su discurso del debate sobre el estado de la Comunidad

Susana Díaz ha introducido el debate sobre el estado de la nación en el de la comunidad autónoma. Ha sido clara este miércoles al defender la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, aunque no lo haya mencionado ni una sola vez en un discurso de más de una hora con el que ha abierto el debate. La presidenta ha sido tajante al urgir un gobierno "sea como sea" y ha advertido que de no hacerlo se estaría "poniendo en riesgo la paciencia de los españoles", su "bienestar", la "unidad del Estado" por la amenaza separatista catalana y "nuestro prestigio como nación en Europa y en el mundo". Tampoco ha mencionado la abstención del PSOE para que sea posible la investidura de Rajoy. Todo su discurso, sin embargo, ha estado plagado de menciones con el pecho henchido de la gestión socialista, remarcando las siglas de su partido. Y algo muy significativo. Amiga de los gestos y las escenificaciones, ha sido muy relevante que Susana Díaz haya bajado las escaleras que conducen su despacho hacia el salón de plenos del Parlamento acompañada, entre otras personas, de los miembros andaluces de la gestora del PSOE, María Jesús Serrano y Mario Jiménez, además del secretario general del grupo parlamentario socialista en el Congreso, Miguel Ángel Heredia. En la tribuna de invitados también han estado otros dirigentes socialistas, entre ellos la expresidenta del PSOE, Micaela Navarro, y el diputado nacional Antonio Pradas.

"Por más paños calientes que se le quieran poner a esta situación, no podemos ocultar que no tener a estas alturas un gobierno no es serio", ha manifestado la presidenta nada más subir a la tribuna. Ha añadido que esto es así y aunque la sociedad española "está demostrando en todo momento una gran madurez, es innegable que estamos perdiendo mucho tiempo, muchas oportunidades y estamos poniendo en riesgo muchas cosas". Ha añadido la presidenta: "Una de ellas, y no es menor, es que estamos poniendo en riesgo la paciencia de los españoles, la paciencia y la confianza en el sistema, porque ven que sus representantes no son capaces de hacer política en el escenario que los mismos ciudadanos han decidido a través de las urnas".

"Necesitamos como españoles y como andaluces que se resuelva rápidamente la cuestión de la gobernabilidad, se haga como se haga o deba hacerse, todos estaremos de acuerdo que se trata de una cuestión capital, porque lo que está en juego son cosas muy importantes, está en juego el bienestar de los españoles, la confianza de los españoles, nuestro prestigio como nación, en Europa y en el mundo y la propia unidad del estado, que está siendo amenazada de forma inédita y no podemos pasar por alto", ha enfatizado. Ha pedido por ello "rigor, determinación y confianza" para devolver la gobernabilidad a España. "Las personas exigen un desbloqueo del Gobierno y reclaman firmeza y confianza por la parte política", ha insistido al final de su alocución.

Susana Díaz también ha querido dejar claro que una vez que haya gobierno, este debe "rectificar" el camino que ha seguido hasta ahora para "salvaguardar el bienestar de los españoles". En este punto ha vuelto a insistir en que España es el tercer país con más desigualdad de Europa y hay 13 millones de personas en peligro de exclusión social. "No es posible hablar de recuperación económica si no hay recuperación social".

No ha escatimado críticas a las políticas de Rajoy y ha argumentado como prioridad un nuevo sistema de financiación que garantice la igualdad entre las comunidades autónomas. Ha pedido al Parlamento una declaración institucional (que debe llevar el respaldo unánime de todos los partidos) para que este reclame al Gobierno un nuevo sistema de financiación, una reclamación con un claro mensaje al PP. En la misma línea también ha instado al Parlamento a otro pronunciamiento para que el Gobierno del PP no recurra las 35 horas laborales que restituirá a los empleados públicos de la Junta a partir de enero.

Errores en política sanitaria

Díaz ha hecho un balance de los 16 meses de gobierno de esta legislatura muy positivo, elogiando la colaboración de Ciudadanos para la estabilidad de su ejecutivo y criticando a Podemos y PP, a los que ha vuelto a situar en una pinza. Ha tenido duros reproches hacia ambas fuerzas políticas, lamentando que se pongan de acuerdo para no dejar gobernar a un presidente socialista (mención a la investidura fallida de Pedro Sánchez) y también en Andalucía para no dejarla gobernar a ella y votar leyes juntos. A los dos partidos les ha instado a "ponerse de acuerdo para algo positivo".

La mayor parte de su discurso la ha centrado en avanzar cifras y proyectos con vistas al Presupuesto de la Junta de 2017. Ha confirmado el anuncio hecho una hora y media antes por Juan Marín de que incrementará las partidas en sanidad un 5,5% con más de 440 millones de euros de incremento.

En el aspecto sanitario Susana Díaz ha hecho la única autocrítica. Ha aludido a las protestas de Granada y ha reconocido "errores" en la gestión de la fusión hospitalaria, por lo que ha pedido disculpas y ha mostrado intención de enmendar lo que se haya podido hacer mal. "Mi gobierno y yo misma estamos dispuestos a cambiar lo que haga falta", ha enfatizado.

En el capítulo de anuncios, la presidenta andaluza ha avanzado otro plan de construcción sostenible con 231 millones de euros de financiación; nuevos planes de empleo y una doble oferta de empleo público en sanidad y educación con casi 5.000 nuevas plazas (2.500 en sanidad y 2.300 en educación). Ha mencionado incrementos de un 10% en Fomento, con alusiones a los metros de Málaga, Granada y Sevilla. Gran novedad es el aumento que promete para Cultura, un 17%, el mayor desde el comienzo de la crisis. En este punto ha hecho una especial mención al Museo de Málaga como una de las apuestas fuertes de su Gobierno. Ha recordado que se convertirá tras su inauguración en el quinto espacio museístico de importancia en España y aunque ha reconocido que su origen está en la movilización de los ciudadanos de Málaga, también ha hecho hincapié en que fue un gobierno socialista el que devolvió el palacio de la Aduana a los malagueños y otro gobierno socialista el que lo ha convertido en un espacio museístico.