Ideal

¿Quién es Verónica Pérez?

¿Quién es Verónica Pérez?
  • Amiga de Susana Díaz desde joven, dirige la agrupación más poderosa del PSOE, la de Sevilla

¿Quién es Verónica Pérez? La socialista que esta mañana ha manifestado con voz rotunda “la única autoridad en el PSOE soy yo” tiene 38 años y todo el mundo político en Andalucía la identifica como “mano derecha de Susana Díaz”. Es algo más. Dirige la agrupación provincial más poderosa del PSOE, la de Sevilla, la única en la que este partido no ha perdido ninguna elección en la democracia y la que cuenta con más militantes, en torno a diez mil de los más de 40.000 afiliados en Andalucía. Su amistad con la presidenta de la Junta de Andalucía se remonta a los años en que ambas comenzaron a militar en las Juventudes Socialistas. Verónica Pérez, ahora madre de dos hijos, con estudios en Económicas, se afilió a la organización juvenil del PSOE cuando tenía 14 años y a los 18 años ya tenía carnet del PSOE.

Nacida en 1978 en San Juan de Aznalfarache, una población del área metropolitana de Sevilla, la presidenta del comité federal del PSOE es quizás una de las pocas personas en la que Susana Díaz tiene una fe ciega en su lealtad. Esta cualidad en política junto a su demostrado aplomo en numerosas etapas del convulso PSOE andaluz de los últimos años, hicieron que Díaz la situara al frente del comité federal en las negociaciones del congreso de 2014 cuando Sánchez fue elegido secretario general tras ganar las primarias. Tanto Verónica Pérez como otro político sevillano también aupado por Susana Díaz, Antonio Pradas, cabeza de lista por Sevilla en las generales, el hombre que sustituyó a Alfonso Guerra, son clave en la actual operación de los críticos para defenestrar a Pedro Sánchez. Ambos fueron también los encargados de pelear duro y recoger avales y firmas en 2014 para que Sánchez fuera secretario general en lugar de Eduardo Madina. Paradojas de la política.

Díaz aupó a Verónica Pérez a la secretaría general del PSOE sevillano en diciembre de 2013. El puesto lo había ocupado la presidenta de Andalucía hasta dos meses antes cuando fue elegida secretaria general del PSOE andaluz. Verónica Pérez se hizo con un partido ya pacificado y unido por Díaz, quien tuvo que pelear duro para batir a los rivales, capitaneados en su día por el exalcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, hoy uno de sus más leales. Y sobre todo en la pugna por desalojar a José Antonio Viera, ya señalado por el 'caso ERE'. Lo cierto es que Pérez ganó el congreso con el 91% de los votos de los delegados, claro que solo se presentó la lista encabezada por ella. Sólo hubo 12 votos en blanco, cuatro nulos y cinco abstenciones. Entonces aún no votaba la militancia la elección del secretario general.

Su carácter conciliador y su perfil de tono menor, sin protagonismo apenas en un PSOE acostumbrado en Sevilla a dirigentes de gran carácter, la propia Díaz, Caballos o Viera, le han permitido continuar la labor de tranquilizar y coser al partido en Sevilla para que sea una piña en torno a Susana Díaz con la gran ayuda de su otro gran padrino político, Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación Provincial de Sevilla. La recuperación de la Alcaldía de Sevilla en las pasadas municipales, arrebatada al PP, con Juan Espadas como alcalde, y haber ganado las elecciones generales en sus dos citas últimas, aunque en las de junio empató en diputados con el PP, la han fortalecido al frente del PSOE sevillano.

Su trayectoria política institucional arranca muy joven, en 1999, con solo 21 años, como concejala en su pueblo, como teniente de alcalde de Hacienda y Personal. Desde entonces siempre ha estado a sueldo de la política. Desde 2004 es diputada del Parlamento andaluz, en el que ahora es secretaria primera de la Mesa de la Cámara. Ocupa cargos orgánicos menores en el PSOE tanto provincial de Sevilla como en el regional desde 2000. Su gran ascenso en el partido fue cuando Díaz la sitúa al frente del comité federal del PSOE. Un puesto decisivo en la actual convulsión del Partido Socialista.