Ideal

Teresa Rodríguez: «La asamblea andaluza no será una pelea entre Iglesias y Errejón»

Teresa Rodríguez, con diputados autonómicos y nacionales en la primera interparlamentaria.
Teresa Rodríguez, con diputados autonómicos y nacionales en la primera interparlamentaria. / EFE
  • Críticos piden tiempo a la líder de Podemos para celebrar la asamblea y advierten de invalidar el proceso si no cumple con todos los requisitos

Teresa Rodríguez aseguró ayer a preguntas de los periodistas que la segunda asamblea de Podemos Andalucía para la renovación de sus órganos «no será una pelea entre Iglesias y Errejón». «Eso es simplificar las cosas», aseguró la secretaria general de la formación morada en Andalucía.

Rodríguez comunicó la pasada semana por carta a la militancia su intención de poner su cargo a disposición del partido (cuya vigencia no acaba hasta dentro de un año y medio) para abrir un nuevo proceso electoral que afronte el principal «reto» de una mayor presencia territorial en Andalucía, sobre todo en las zonas rurales, donde más fuerte está el PSOE, con vista a las elecciones autonómicas.

La propuesta de Rodríguez encierra otro reto orgánico, el de afianzarse como líder del partido en Andalucía pese a llevar en el cargo tan solo desde abril de 2015, cuando ganó por el sistema de primarias telemático con casi el 85% de los votos. Pese a este respaldo, Rodríguez ha afrontado una fuerte contestación interna en este periodo. La que empezó siendo una dirigente crítica con Pablo Iglesias, ha terminado, como Pablo Echenique, en su mismo bando frente a los errejonistas.

Las diferencias con estos han sido grandes, sobre todo con Sergio Pascual, uno de los más allegados a Íñigo Errejón y con quien Teresa Rodríguez mantenía una bicefalia a regañadientes en Andalucía. Las discrepancias entre Rodríguez y los errejonistas como Pascual sobre cómo llevar el partido afloraron con la elaboración de las listas para las elecciones generales, tanto en las de diciembre como en las de junio.

Tras fulminar Iglesias a Sergio Pascual el pasado abril, parecía que Rodríguez salía reforzada con Echenique en su lugar. Por ello ha sorprendido que haya abierto un proceso congresual cuando no toca. «Necesitaba poner mi cargo a disposición del partido», ha reflexionado a personas de su entorno, intentando desmontar la teoría de los críticos de que abre este proceso como un golpe de mano para hacerse con el partido y barrer a los errejonistas de la dirección en aras de Iglesias.

«Me parece una simplificación por parte de quienes hacen esa lectura», afirmó ayer a preguntas de los periodistas en el Parlamento insistiendo en que la asamblea que convoca no será una pelea entre errejonistas y partidarios de Iglesias.

«En Andalucía deberíamos debatir sobre cuál es el futuro de nuestra organización aquí quienes estamos aquí, la componemos, la trabajamos y la construimos día a día», anotó. Rodríguez no quiso avanzar cómo será su candidatura, tampoco si negociará para que haya una propuesta con todas las sensibilidades de Podemos. Dijo que hablará «con todo el mundo» e intentará que el resultado del proceso sea «la dirección más plural y representativa de lo que hay por abajo». Tampoco sabe si habrá una lista alternativa.

En la ejecutiva regional de Podemos del pasado lunes la secretaria de Política Institucional, Begoña Gutiérrez, diputada autonómica y conocida errejonista, reclamó afrontar el proceso con tiempo y un calendario propio, ajeno a la asamblea de Madrid, que sí está enfocada como errejonistas contra los de Iglesias. Los críticos a Rodríguez no entienden las prisas y tampoco que no se haya convocado el consejo andaluz, el órgano encargado de aprobar y gestionar el proceso electoral interno. Teresa Rodríguez ha consultado a Madrid y ayer aseguró que este lunes se conocerá el calendario de todo el proceso.

Pero los críticos no van a esperar al lunes. Medio centenar de militantes de las ocho provincias, entre ellos el exdiputado andaluz por Málaga Félix Gil, el concejal de Mijas Francisco Martínez o la exsecretaria general de Jaén Trinidad Ortega, remitieron, según Europa Press, una carta a la secretaria general en la que le piden la convocatoria de elecciones para constituir la Comisión de Garantías como paso previo a la asamblea pues lo contrario, advierten, «puede invalidar los resultados» del proceso congresual.

Interparlamentaria

Podemos solo cuenta ahora con una estructura regional y otra local, pero la propuesta de Rodríguez es la de añadir a partir de la segunda asamblea una estructura comarcal, con 55 direcciones de estos ámbitos supramunicipales para mejorar la implantación territorial. «Solo así se ganan elecciones», dijo ayer.

Rodríguez también pretende que Podemos Andalucía tenga visibilidad en la política nacional como una organización de peso y un discurso propio. Con este objetivo convocó ayer a los diputados nacionales, autonómicos y a la senadora Isabel Mora en la primera interparlamentaria andaluza del partido. A la reunión asistió Sergio Pascual, diputado por Sevilla, además de Diego Cañamero, diputado por Jaén.

Los parlamentarios se llevaron tareas: la defensa de Doñana y la financiación autonómica.