Ideal

Las viviendas de Andalucía no están preparadas para los terremotos

Las viviendas de Andalucía no están preparadas para los terremotos
  • Los expertos advierten sobre la importancia de reforzar las construcciones para reducir las consecuencias de los terremotos

Expertos en terremotos y en rehabilitación sísmica han advertido este jueves de que predecir y evitar los terremotos es, en la actualidad, imposible, pero sí se pueden reducir sus consecuencias reforzando las construcciones actuales y han recordado que Andalucía es considerado territorio de moderada peligrosidad sísmica, pero sometida a un grave riesgo sísmico por la vulnerabilidad de sus edificaciones y, de forma muy particular, las provincias de Málaga, Granada y Almería.

Ese es uno de los planteamientos que se abordará en la jornada sobre la situación actual de la ingeniería sísmica en España, que se celebrará el 28 de septiembre en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos (COAAT) de Málaga y en el que participarán Ricardo García, arquitecto técnico y miembro de la Junta de Gobierno de la Asociación Española de Ingeniería Sísmica; Alex Barbat, catedrático de Estructuras de la Universidad Politécnica de Cataluña; y Rafael Blázquez, catedrático de Geotécnica de la Universidad Politécnica de Cartagena.

García considera que ha quedado "constatado" que la normativa sísmica se ha aplicado "de forma generalizada sin ningún rigor y sin ningún control institucional sobre su cumplimiento, sin importar tampoco la mayor o menor peligrosidad sísmica del emplazamiento", como, a su juicio, demostró el terremoto de Lorca.

"Si se hubiera invertido en Lorca sólo el cinco por ciento del coste económico de la catástrofe en el refuerzo sísmico de los edificios que lo precisaran, las consecuencias hubieran sido muy diferentes, evitándose muertes y sufrimientos innecesarios", añade el experto.

Estos expertos debatirán sobre las nuevas normas de construcción sismo resistentes pendientes sólo de su publicación en el BOE, compararán las pérdidas observadas en el terremoto de Lorca con los daños simulados y reflexionarán en torno a cómo concienciar a la sociedad para que se comprenda la necesidad de la rehabilitación sísmica.

Por su parte, José Ariza y Eduard Otin, miembros del Departamento de Investigación de Riesgos Sísmicos para Europa del Grupo Mekanosteel --empresa colaboradora en las jornadas-- han expuesto que, "si los terremotos no se pueden predecir, lo único que nos queda por pensar y hacer es si los podemos prevenir y mitigar con una construcción sismo-resistente adecuada y verificada en laboratorio que realmente valore la seguridad de las personas".