Ideal

La Fiscalía denuncia al presidente del PP de Almería por tráfico de influencias y fraude

La Fiscalía denuncia al presidente del PP de Almería por tráfico de influencias y fraude
  • Ve indicios de delito en contratos realizados por el Ayuntamiento que gobierna a su yerno

Las cosas se le complican al presidente provincial del Partido Popular de Almería, a su vez, presidente de la Diputación de Almería y alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, en lo referente al caso de los contratos realizados por el Ayuntamiento que gobierna a la empresa Jarquil Verde en la época en la que era consejero su yerno, José Zapata.

Tras investigar en los últimos meses los hechos, a instancias de Izquierda Unida, la Fiscalía Provincial de Almería ha decidido interponer una denuncia contra el primer edil, su yerno y un técnico municipal, al apreciar indicios de presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación, fraude y actividad prohibida a funcionario público.

El caso ha sido remitido a los Juzgados de Roquetas de Mar para que inicien las investigaciones oportunas, según se recoge en el texto de la denuncia, al que ha tenido acceso IDEAL.

Como se recordará, el caso de los contratos a Jarquil Verde saltó a la luz hace unos meses al desvelarse las contrataciones realizadas por el Ayuntamiento de Roquetas entre los años 2008 y 2014 por un importe total superior al millón de euros. Esas adjudicaciones se produjeron en un momento en el que el yerno de Gabriel Amat, José Zapata, ostentó el cargo de «consejero en calidad de socio fundador», actividad de la que cesó en noviembre de 2015, según un informe remitido por la Guardia Civil a la Fiscalía.

Inventario de palmeras

La denuncia menciona la existencia de cinco contratos que habrían sido investigados por la Fiscalía, adjudicados en ese periodo de tiempo. Entre ellos se encuentra el famoso contrato del inventario de palmeras por geolocalización GPS, que ha alcanzado fama en toda España desde que saliera a la luz. Aquel contrato se adjudicó a Jarquil Verde por 29.700 euros en 2008 y, según el documento de la denuncia, en el expediente no consta explicación alguna de por qué se eligió a las tres empresas a las que se pidió presupuesto, mencionando además que una de ellas, que resultó ser la adjudicataria, «había sido fundada apenas cuatro meses antes».

De hecho, en el expediente «no constan las invitaciones cursadas a las empresas», como tampoco parece estar la oferta supuestamente presentada por una de ellas, Urbaser, «empresa que en los sucesivos expedientes de contratación aparecerá siempre junto a Jarquil Verde en las adjudicaciones», según puntualiza la Fiscalía Provincial de Almería en el escrito.

Jardín botánico

Otro de los contratos bajo sospecha sería el del jardín botánico de Roquetas, adjudicado en agosto de 2008 por 204.509 euros a la UTE formada por Jarquil Verde y Urbaser. Un contrato que tuvo que ser ampliado meses después por importe de otros 40.714 euros.

En este caso, la Fiscalía destaca que la oferta presentada por esta UTE fue superada «ampliamente» por la segunda clasificada en el concurso, Argar Construcciones, si se tienen en cuenta «los dos parámetros objetivos e inmutables de precio y plazo». Jarquil Verde y Urbaser se hicieron con la adjudicación gracias a la máxima puntuación lograda «de forma injustificada» en el apartado de «mejoras», considerado por la Fiscalía un apartado «de carácter subjetivo y variable».

No quedan ahí las sospechas sobre el jardín botánico, ya que la Fiscalía también resalta que en la modificación del presupuesto, la UTE adjudicataria alegó una serie de mejoras que se tenían que realizar que «fue aprobada por la junta de gobierno local sin cuestionar las razones aducidas por la empresa contratada, pese a que suponía aumentar en casi un 20% el presupuesto inicial».

Plan Proteja

De las obras que beneficiaron a Jarquil Verde, la más importante fue la incluida en el Plan Proteja para la mejora de espacios verdes en algunos barrios de Roquetas, adjudicada en 2009 por un importe de 765.066 euros, nuevamente a una UTE formada por Urbaser y Jarquil Verde. Sobre este contrato, la denuncia de la Fiscalía asegura que en el expediente no constan los informes de baremación de las propuestas, por lo que «no resulta posible comprobar la idoneidad o no de la oferta presentada por Urbaser y Jarquil Verde». Es más, en el expediente sí hay constancia de que existe una oferta por el mismo plazo de ejecución de la obra e inferior precio, por parte de la empresa Thaler SA y otra oferta por idéntico plazo y precio, por parte de Jardines Mediterráneo del Al-Andalus «sin que resulte posible conocer las razones que llevaron a la elección de la oferta de Urbaser y Jarquil Verde».

Vías ciclistas

El cuarto contrato objeto de discordia es el de construcción de nuevas vías ciclistas, al que según consta en la denuncia se presentaron 15 ofertas y que consiguió la UTE Urbaser-Jarquil Verde en diciembre de 2009 por un importe de 401.570 euros. En este caso, la Fiscalía asegura que «el único parámetro objetivo e inmutable es el del plazo, pues no se valoró en esta ocasión el precio de las ofertas al, imaginarnos, ser todas prácticamente idénticas». Nuevamente la citada UTE consiguió la máxima puntuación en las mejoras «de carácter subjetivo y variable», insiste la Fiscalía, que considera este hecho ya de por sí «sospechoso» ya que «no hay justificación por escrito, por parte del técnico, de la valoración de las mejoras y de la causa de otorgar la máxima puntuación a la oferta de Urbaser UTE Jarquil Verde».

Las irregularidades no acabarían ahí, ya que en el expediente el interventor del Ayuntamiento advirtió que existió una disminución en 35.316 euros en las mejoras contenidas en el proyecto, que fueron determinantes para conseguir el contrato. Tras solicitarse una justificación a la empresa, ésta alegó que esa disminución se debió a «la alteración de algunas partidas por excesos de mediciones o porque no venían contempladas en el proyecto».

La Fiscalía denuncia, en este sentido, que «no consta en el expediente que se haya impuesto penalidad alguna a la empresa adjudicataria, tal y como prevé la Ley de Contratos del Sector Público» por lo que las modificaciones acaban «validándose una vez más».

Un quinto contrato adjudicado a Jarquil Verde en fechas más recientes, concretamente en 2014, por importe de 29.384 euros, se libraría de las sospechas de la Fiscalía pese a la existencia de «alguna irregularidad en la conservación de las ofertas presentadas por las empresas participantes o alguna modificación posterior de la ejecución o precio de obra que no conste en el expediente».

Irregularidades

En base a todo ello, la denuncia interpuesta por la Fiscalía asegura que del estudio de los expedientes de contratación «se desprende la existencia de ciertas irregularidades que podrían haber tenido como finalidad la adjudicación a dichas empresas de los diferentes contratos públicos en detrimento de las otras empresas ofertantes y del erario público». La Fiscalía menciona la relación personal entre el alcalde de Roquetas, Gabriel Amat, y la mercantil beneficiaria, considerando «necesario» que se inicie una investigación judicial de los hechos «al presentar los mismos apariencia delictiva».