Ideal

Detenido tras intentar atropellar a la madre de su expareja y huir 20 minutos de la Guardia Civil

Estado en el que quedó el vehículo de la Guardia Civil.
Estado en el que quedó el vehículo de la Guardia Civil. / IDEAL
  • El arrestado, que tiene una orden de alejamiento en vigor, rompió con la cabeza la luna trasera del vehículo policial tras ser reducido en una vivienda

Ya las había amenazado en varias ocasiones verbalmente diciéndoles que «Nerja es muy grande y que tiene muchos pasos de peatones», y ayer por la mañana intentó cumplir su palabra. Un joven vecino de la localidad oriental, de 33 años, Roberto J. G., fue detenido por la Guardia Civil tras intentar atropellar, supuestamente, hasta en dos ocasiones, a la madre de su expareja. Ocurrió poco antes de las 9.00 horas en un callejón perpendicular a la céntrica calle Jaén, cuando el arrestado entró a gran velocidad por esta vía con la intención de arrollar a Margarita Sánchez, de 49 años.

La mujer consiguió esquivarlo, aunque se golpeó con otros coches que había aparcados en la cadera y en el tronco, provocándose lesiones. No contento con ello, al parecer, el joven esperó a que ella siguiese caminando para tratar de alcanzarla de nuevo. Los gritos de varios vecinos le hicieron desistir y se marchó de la zona a gran velocidad. Se inició entonces una persecución por parte de tres patrullas de la Guardia Civil, que tuvieron que perseguirlo durante unos 20 minutos, a lo largo de la avenida Antonio Ferrandis 'Chanquete', el Puente Viejo y la antigua N-340, hasta que lo alcanzaron en una vivienda rural situada en la vega de Nerja, frente a la gasolinera de Repsol, en la que, al parecer, vive su progenitora.

Cuando fue arrestado, Roberto J. G. ofreció una gran resistencia a los agentes, llegando a golpear y romper con la cabeza el cristal trasero del vehículo policial en el que iba a ser introducido. Según ha podido saber este periódico de fuentes consultadas cercanas a la investigación, el joven tiene en vigor una orden de alejamiento de 500 metros de su expareja, con la que tiene un hijo en común, de 9 años. Sin embargo, el arrestado incumple «sistemáticamente» esta orden judicial, por lo que tiene pendientes varios juicios, así como otras denuncias por amenazas a la familia de su expareja, de la que lleva separado cinco años.

Antecedentes penales

Al detenido se le imputan los presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa, desobediencia y resistencia a los agentes de la autoridad, daños y conducción temeraria. Además, se investiga si conducía bajo los efectos de alguna droga, ya que le fueron intervenidas varias dosis de cocaína.

Las fuentes consultadas explicaron que el arrestado tiene «numerosos» antecedentes penales, por los que ha cumplido varios años de condena en la prisión de Alhaurín de la Torre, entre ellos un robo con fuerza en el que amenazó con una pistola a un vecino de Torrox de nacionalidad extranjera. Además, cumplió nueve meses de condena por las lesiones que le ocasionó a su expareja, Margarita Casanova, de 28 años, tras propinarle una paliza en presencia del hijo que ambos tienen en común.