Ideal

Marín, sobre Juanma Moreno: «Me la ha jugado varias veces»

Juanma Moreno y Juan Marín, el pasado miércoles en el Parlamento.
Juanma Moreno y Juan Marín, el pasado miércoles en el Parlamento. / EFE
  • C's incluye la RTVA y la reforma de la Ley Electoral entre los asuntos del diálogo abierto con el PP pese a la poca sintonía sobre ellos

El portavoz de Ciudadanos, Juan Marín, volvió ayer con sus declaraciones a marcar distancias con el PP pese al diálogo abierto con este partido. A cinco días de la reunión acordada con el líder popular, Juanma Moreno, el dirigente de C's espetó en una comparecencia con periodistas: «No tengo motivos para no fiarme de Juanma Moreno, pero me la ha jugado varias veces».

Marín hizo esta aseveración un día después de que manifestara en el Parlamento dirigiéndose a la presidenta de la Junta que la «señora Díaz es de fiar» porque ha cumplido «lo que pactamos». Ante la pregunta sobre estas declaraciones y su grado de confianza en Moreno, el portavoz de Ciudadanos se desahogó contando que varias veces el dirigente del PP le ha hecho quedar en ridículo en las votaciones del Parlamento, cuando acordaban que iban a votar lo mismo (sobre todo abstenciones a iniciativas del PSOE) «y luego me encontraba con que los diputados del PP votaban en contra». Cuestiones, no obstante, que considera ahora «delitos menores».

Para Ciudadanos, se trataba de una estrategia del PP para dejar en evidencia la connivencia del partido naranja con el PSOE. Más le molestó, según reconocen en su entorno, los compromisos incumplidos por parte de Moreno en otras cuestiones, como cuando le aseguró que la edil del PP imputada por supuesta corrupción urbanística en Granada iba a dimitir y no lo hizo. C's respaldó luego al PSOE en una moción de censura que desalojó al PP de la Alcaldía de Granada.

Lo cierto es que Marín no para de dar señales de que acude receloso a la reunión con Moreno este próximo miércoles, una reunión que, insiste, se enmarca en el ámbito parlamentario entre dos grupos que deben dialogar entre ellos, pero no entre dos partidos para llegar a un pacto como el de Rajoy y Rivera.

Con ello quiere dejar claro que estas conversaciones nada tienen que ver con el acuerdo nacional entre PP y C's para la investidura fallida de Rajoy. «Espero que la reunión no sea para darnos el abrazo del oso, porque entonces se va a equivocar, sino para ser útiles para los andaluces».

Ayer volvió a lamentar que el PP aún no le ha remitido los temas de los que quiere hablar, para a continuación anunciar los que su formación colocará sobre la mesa de negociaciones. Entre ellos la renovación y reforma del consejo de administración de la RTVA, la reforma del Reglamento del Parlamento y de la Ley Electoral. Todos estos asuntos forman parte del pacto de Ciudadanos para la investidura de Susana Díaz, llevan pendientes de resolverse en el Parlamento andaluz varios años y necesitan del voto de la mayoría absoluta. PP y Ciudadanos no la suman, pero además Marín admite que el partido de Moreno no coincide con algunas de sus iniciativas al respecto.

C's pretende suprimir los sueldos a los miembros del consejo de administración de la RTVA, en su opinión un «cementerio de elefantes» para políticos de los partidos. Por ahora solo hay representantes del PSOE, PP e IU. En cuanto a la ley electoral también hay discrepancias sobre cómo debe computarse el reparto de escaños por provincias.

Marín también propuso que en la reforma del reglamento del Parlamento se suprima que el portavoz del partido del gobierno pueda interpelar a la presidenta en la sesión de control, algo en lo que sí puede estar de acuerdo el PP. En la actualidad, el portavoz socialista, Mario Jiménez, cierra el turno de preguntas en la sesión de control a la presidenta, después del líder del PP, Juanma Moreno, al ser el partido socialista el de más escaños. «¿Es razonable que el PSOE-A le pregunte a la presidenta?», preguntó para responder que él cree que no.

Opina que ese tiempo puede ahorrarse y dedicarse a iniciativas de los grupos minoritarios. C's como Podemos e IU quieren convencer a PP o PSOE para que el futuro reglamento les permita presentar un mayor número de propuestas. Los grupos presentan iniciativas en función del número de escaños. C's, con nueve diputados, tiene muchas menos posibilidades de hacerlo que PP, con 33, o PSOE, con 47 escaños.