Ideal

La Junta libera 37 quebrantahuesos en sierras de Granada y Jaén desde 2006

La Junta libera 37 quebrantahuesos en sierras de Granada y Jaén desde 2006
  • Esta iniciativa se enmarca dentro del Programa de Reintroducción que desarrolla la Junta

Un total de 37 quebrantahuesos se han liberado desde 2006 en los parques naturales de la Sierra de Castril (Granada) y las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), en al marco del proyecto de reintroducción que desarrolla la Junta para conseguir una población autónoma y estable en Andalucía.

Según ha informado este domingo la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el sistema elegido para la suelta ha sido el de la cría campestre o "hacking", una técnica originalmente utilizada en cetrería.

El objetivo es conseguir que el ejemplar liberado asimile el área de la liberación como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse.

Para saber los movimientos de los ejemplares de quebrantahuesos una vez que emprenden el vuelo, la Consejería los dota de un moderno sistema de seguimiento mediante emisores GPS.

Gracias a estos transmisores, 18 de los ejemplares liberados continúan vivos y emitiendo señales y 10 han muerto, mientras que de los 9 restantes no se sabe nada, al dejar de funcionar los aparatos que portaban.

El sistema de seguimiento ha permitido saber también que en 2013 se produjo la formación de la primera pareja de aves liberadas con Tono, un macho nacido en 2006 y Blimunda, una hembra de 2010.

Desde entonces, se inició un seguimiento intensivo del territorio que ocupaban dichos quebrantahuesos en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, confirmándose a finales de 2014 la construcción de un nido.

En los primeros días de 2015 se pudo constatar también el nacimiento del primer pollo de esta pareja, el primero que nacía en libertad desde la extinción de la especie en Andalucía.

Anillado y equipado con un transmisor de GPS todavía en el nido, al joven quebrantahuesos se le extrajo una muestra de sangre para su sexado que confirmó que era una hembra, bautizada más tarde como Esperanza.

Además, en enero de 2015 se pudo comprobar la existencia de una segunda pareja de quebrantahuesos regentando un territorio en otra zona del parque natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén).

Todos los individuos soltados al medio natural proceden del Centro de Cría en Cautividad de Guadalentín (Jaén), puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en 1996 y gestionado por la Fundación Gypateus, con el fin de establecer una población viable y autónoma a largo plazo de la especie.