ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 20 || Mañana 15 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Experiencias y formación para jóvenes estudiantes en 'Un trimestre en Irlanda'

ALMERÍA

Experiencias y formación para jóvenes estudiantes en 'Un trimestre en Irlanda'

Ocho alumnos del colegio Saladares han puesto rumbo este trimestre a Dublín para perfeccionar su inglés durante nueve semanas

03.11.13 - 00:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La lengua de Shakespeare está cobrando cada vez más importancia a la hora de buscar empleo. Actualmente, el dominio de esta segunda lengua abre las puertas de la inserción laboral y marca la diferencia a la hora de ser seleccionado para trabajar en estos tiempos de crisis económica. Por este motivo, cada vez es mayor la conciencia de los colegios para implantar la enseñanza de esta lengua desde edades tempranas. Un ejemplo de ello es el colegio Saladares de Roquetas de Mar, en el que este curso se está desarrollando el plan 'Un trimestre en Irlanda', con el que los alumnos de 6º de ESO, 1º y 2º de Bachillerato ponen rumbo a tierras británicas con el objetivo de mejorar su inglés oral y escrito, así como un enriquecimiento personal derivado de la convivencia con personas de otra cultura.

Esta iniciativa desarrollada por este colegio almeriense empezó en el año 2.000 y ya suma trece ediciones, todas ellas con un gran éxito y en el que salen beneficiados tanto alumnos, como padres y también profesores.

Con cada grupo de alumnos va un profesor del centro, que viaja con ellos y que se encarga de tutorizarlos durante su estancia fuera. Para ello los visita al menos una vez a la semana, de lunes a viernes, tanto al hogar de la familia de acogida, como al colegio al que asisten durante este periodo. Una vez llega el fin de semana, este tutor procedente del colegio, prepara para el sábado una jornada muy especial para todos los alumnos del colegio Saladares, en la que organizan diferentes excursiones y convivencias, a fin de conocer y disfrutar de una manera más lúdica la cultura de este país británico. En este contexto, un día normal para estos alumnos almerienses empieza con el desayuno en casa, entran al colegio hacia las nueve de la mañana y asisten a sus clases. El almuerzo allí es ligero y son las familias quienes que les proporcionan el 'packed lunch' (un par de sandwiches, un chocolate y una bebida, según la familia). Una vez finalizan, en torno a las dos y media, les queda tiempo para todo: desde hacer deberes españoles e irlandeses hasta leer, salir a jugar al fútbol, etc... y es que en Dublín es habitual que los niños salgan por las tardes a jugar fuera de casa con otros chicos de su edad.

«Las familias con las que residen nuestros alumnos son escogidas muy cuidadosamente. Se busca que tengan niños de su edad y que se asemeje en al mayor medida posible a las características e idearios que pueden tener sus familias españolas», explica Pedro Milla, profesor del centro y tutor de esta experiencia irlandesa en el año 2004, quien explica que «los alumnos también tienen que reunir unos requisitos, ya que no pueden ir todos y tenemos un número de plazas máximo que llega hasta diez. Por este motivo nos fijamos en los mejores expedientes a la hora de la selección, al igual que consideramos muy importante la buena conducta».

En estos momentos se encuentran cuatro jóvenes estudiantes del colegio Saladares en tierras dublinesas, más otros cuatro que ya han retornado y que han quedado encantados con una experiencia en la que han mejorado ostensiblemente su inglés, tanto en el la parte escrita, porque se han acostumbrado a utilizar muchas estructuras gramaticales antes de estudiarlas teóricamente, como en la oral.

Primer trimestre

Esta iniciativa que impulsa el colegio Saladares con sus alumnos y que desarrolla conjuntamente con el colegio granadino Mulhacén, se realiza siempre en el primer cuatrimestre del año. El motivo de hacerlo a comienzos del curso está derivado del margen de tiempo posterior para poder introducirse de nuevo en la dinámica normal de las clases.

En este sentido, y con el objetivo de que sigan desarrollando sus tareas ordinarias, estos alumnos viajan con unos deberes extra y que corresponden precisamente a su curso en España. Así, el tutor allí destinado, revisa la realización de los mismos para que no se retrasen con respecto al resto de sus compañeros.

De esta forma, el colegio Saladares forma a sus alumnos en el inglés, pero también les proporciona una experiencia enriquecedora, como es la de convivir y dar clase en un país ajeno al suyo y aprender e integrarse en esta cultura.

En Tuenti
Experiencias y formación para jóvenes estudiantes en 'Un trimestre en Irlanda'

Los alumnos españoles del colegio Saladares están disfrutando de la cultura anglosajona a la vez que perfeccionan el idioma. :: IDEAL

Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.