ideal.es
Viernes, 25 abril 2014
claros
Hoy 14 / 20 || Mañana 14 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El paraíso de los cactus se esconde en El Ejido

EL EJIDO

El paraíso de los cactus se esconde en El Ejido

Con casi mil hectáreas, es el mayor vivero del país y casi de Europa

31.07.11 - 00:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Habrá quien se pregunte dónde está el placer de contemplar una planta que pincha, que en pocas ocasiones echa flores y que, además, por no necesitar no necesita apenas agua. Pese a todo, los cactus y, más especialmente en los últimos tiempos las suculentas, son plantas que empiezan a ganar simpatía entre aficionados a la botánica o simplemente en aquellas personas que no quieren dejar de incorporar plantas a sus casas pero, eso sí, despreocupándose de su cuidado.
Entre esos amantes de los cactus hay uno que se desvive por ellos. Se trata de Paco Serrano, un empresario de El Ejido que ha convertido su finca en uno de los viveros de España y parte de Europa con mayor variedades. A Paco no deja de sonarle en teléfono mientras explica con indisimulada satisfacción como ha conseguido convertir un hobby en un negocio solvente que sitúa su vivero en el selecto mapa de los negocios que se dedican al cultivo de estas plantas.
En todo el país sólo hay viveros así en Málaga, Valencia, Tarragona y Palma de Mallorca, además de otro a pequeña escala en Murcia. En hectárea y media, Paco intenta sacar adelante, sólo durante este año, a casi 800 variedades. Confiesa que siempre se mueve entre los 700 e incluso los mil tipos de cactus y suculentas. El secreto está en la dedicación, pero también en el clima. Este empresario no deja de sorprenderse de que no haya más jardines con cactus en Almería o que no haya más aficionados. En este sentido, anima a comprar estas variedades «porque estoy seguro que terminarán tirando las otras plantas», indica. Además, señala que con los cactus o suculentas no hay sorpresa a la vuelta de las vacaciones: siguen igual o sólo un poco faltas de agua, pero enseguida se recuperan. Además, se trata de un hobby barato en el que una planta no vale más de cuatro euros.
Su negocio surgió precisamente de su afición particular. Fue hace doce años. Entonces llevaba hasta su invernadero aquellos cactus que, por cualquier motivo, se perdían en su jardín. Un día, uno de los clientes que habitualmente le compraba chefleras o potos le dijo que necesitaba un productor de cactus a gran escala y decidió lanzarse.
Comenzar a reunir la ingente variedad de plantas con la que cuenta ahora su tierra no fue fácil. «Al principio sólo tenía 20 o 30 especies y me di cuenta que en España todo el mundo trabajaba con las mismas, con las variedades más fáciles», indica. A partir de ese momento se decidió a comprar semillas en Estados Unidos pidiendo catálogos por correo a los productores y, posteriormente, a través de Internet. Sin embargo, el negocio no era fácil porque las semillas llegaban en muy mal estado y no germinaban, por lo que inició su colección de plantas madres con el objetivo de producir sus propias semillas.
Con paciencia, Paco Serrano ha reunido variedades de cada punto del planeta donde surge un cactus (fundamentalmente Sudamérica) o una suculenta (casi siempre en África). Ahora tiene algunas 'joyas' en su corona que confiesa que no vendería a sus clientes, quienes se reparten entre el mercado español y otros puntos de Europa como Holanda, Francia, Italia o Portugal.
Después de más de una década de afición, reconvertida en trabajo pero «con balance positivo pese a que a veces ya no me gusta tanto», bromea, en su colección de plantas hay algunas muy difíciles de conseguir y que se cultivan en viveros que se cuentan con una mano. Es el caso de la 'pseudolithos migiurtinus', una planta originaria de Somalia que ha sido víctima de la actuación de los piratas y cuyos escasos ejemplares se conservan en una zona a la que casi nadie accede. Paco explica que un coleccionista inglés lo consiguió hace algún tiempo y las semillas que extrajo de allí son las últimas que se han repartido entre aficionados a este mundo.
Paco Serrano afirma que es difícil que aparezcan nuevas especies y, por ello, es comprensible que aquellos que se meten de lleno en esta afición quieran tener cuantas más variedades de las que ya hay descubiertas. La última que se incorporó a este ya de por sí extenso catálogo es el 'astrophytum caput-medusae' que fue descubierta hace unos cinco años por estudiantes de Botánica de México que en realidad buscaban orquídeas. Pero el mérito de este trabajo no está sólo en tener esas rarezas entre la colección, sino en saber conservarlas. Así, este empresario ejidense explica que cultiva una planta que se pierde con bastante facilidad como el ariocarpus, original de México.
A pesar de contar con un vivero que despierta la admiración entre los aficionados, Paco Serrano dice que sigue aprendiendo y que le gusta acudir a las ferias especializadas que hay sobre el tema. Hace unos días acudió a la que se celebró en Benalmádena (Málaga), pero también intenta asistir a las de Cheste (Valencia) y a Barcelona. Otra de las citas a las que acude de forma ininterrumpida desde hace cuatro años se celebra en Bélgica, a principios del mes de septiembre.
En estos encuentros siempre aprende algo nuevo y, en ocasiones, se agencia de alguna rareza. Paco Serrano se felicita de su amistad con el director del Jardín Botánico de Tokio ya que «en Japón es donde más afición hay por los cactus, están como locos», señala. Además, este empresario bromea sobre cómo consiguió 'camelarse' al japonés ya que, a cambio de algunas de sus exóticas variedades, la delegación ejidense no tuvo ningún reparo en regalar buenas botellas de vino español.
Además de estas ferias, Paco Serrano también tiene la posibilidad de intercambiar impresiones con otros apasionados del cactus en las tradicionales 'quedadas' que se realizan en su propio vivero de El Ejido. Este año han celebrado la séptima edición y, según explica, son las propias asociaciones del cactus las que se organizan a través de Internet y ponen la fecha idónea para acudir hasta tierras ejidenses. En estas citas, que son la excusa perfecta para aprender más de estas plantas pero también para convivencias de amigos, se llegan a reunir hasta 150 personas.
De su afición, a Paco Serrano le queda sobre la mesa la tarea de escribir un catálogo. Era un trabajo que pretendía llevar a cabo con el especialista Andrés Ceballos Jiménez pero su repentina muerte en 2009 dejó esta labor en la lista de cometidos por hacer.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El paraíso de los cactus se esconde en El Ejido

En una hectárea y media, Paco Serrano ha llegado a cultivar un millar de variedades de cactus y suculentas hasta ser el vivero de este tipo más grande de España. :: A. F. V.

Videos de Almería
más videos [+]
Almería
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.