ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 19 || Mañana 12 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Almería analiza en Senegal la adaptación de las gacelas criadas a los pies de la Alcazaba

Cultura-Almeria

Almería analiza en Senegal la adaptación de las gacelas criadas a los pies de la Alcazaba

Un equipo estudiará su acomodación al nuevo espacio, alimentación, reproducción y relación con los depredadores al vivir en una libertad que no tenían en la Estación de Zonas Áridas

05.10.10 - 02:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Senegal y con este país africano el mundo científico en general constataron la desaparición, en ese territorio y allá por los últimos años setenta del pasado siglo, de la especie gacela dorcas saharaui ('Gazzella dorcas'). Treinta y ocho ejemplares, 13 machos y 25 hembras, vivían en la Reserva de Fauna de Guembeul, cerca de la ciudad de San Luis a finales del pasado año cuando desde Almería se realizó una expedición con otros seis ejemplares al mismo tiempo que se destacaba la aclimatización y reproducción logradas por los veinte ejemplares que se habían enviado anteriormente, en 2007.
Se trata del proyecto de reintroducción de la especie en su hábitat natural que está programado hasta finales del año 2012. Un grupo de científicos de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA), de Almería, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), prepara en estos momentos la tercera fase de tal proyecto y en noviembre viajará a Senegal para analizar la experiencia en semilibertad de una veintena de ejemplares, que de un espacio cerrado han pasado a vivir en otro, que si bien acotado, ofrece una libertad de la que carecían en la Reserva de Almería. Llevan un semestre en la Reserva de Fauna de Ferlo Norte, con una extensión de unas 500 hectáreas, en la que habitan los ejemplares seleccionados de los que fueron reintegrados en la otra reserva especial de Guembeul.
Harén ambulante
Movilidad, alimentación, reproducción con distintos aspectos incluidos los celos y la relación con otros animales, sobre todo depredadores, conforman la gama de aspectos en los que centrarán sus análisis los científicos. Teresa Abáigar, coordinadora del proyecto, ha adelantado que, pese a ocupar toda la Reserva con zonas boscosas, inundables y secas, las gacelas dorcas reintroducidas tienen zonas preferentes para descansar y comer. Adelanta asimismo que no parece que los ejemplares hayan tenido problemas a la hora de alimentarse y eso que se trata, según sus palabras, de un aspecto «muy delicado». Las gacelas han pasado de comer pienso en un entorno controlado a verse obligadas a elegir el alimento que encuentran en su nuevo hábitat, caracterizado además por el vaivén entre época de lluvias y época de sequía a lo largo del año.
Desde la Estación Experimental de Zonas Áridas se considera que las gacelas reintroducidas posiblemente no se han adaptado por el momento a su nuevo hábitat en cuanto se refiere a la reproducción. Hasta el momento los investigadores han detectado que los nacimientos se han producido a lo largo de todo el año y que no se ha apreciado, por el contrario, la incidencia de las épocas de celo. Consideran, dentro de las líneas del proyecto en marcha, que la normalidad en este campo pasaría por conseguir que con el tiempo estas gacelas 'programen' los nacimientos para el periodo de las lluvias al ser el que mayores disponibilidades de recursos facilita, de manera especial, los alimentos. También han detectado los investigadores que se mantiene el carácter territorial del macho, en cuanto a la organización social de la especie, aunque la amplitud de espacio de la que se disfruta en la Reserva y la mayor libertad de movimientos producen como consecuencia que el harén haya adquirido una naturaleza que pueda calificarse como 'ambulante'.
La compañía de otros animales, entre ellos algunos salvajes o depredadores como el chacal, ha permitido a estas gacelas dorcas, como un rasgo muy positivo, la recuperación del 'instinto' después de haber vivido en cautividad. Aunque se han encontrado restos de algún ejemplar que podrían haber muerto por un ataque de esos animales, no se ha podido observar directamente hasta estos momentos. La coordinadora sostiene que un chacal, por ejemplo, podría haber devorado restos de una gacela dorcas muerta anteriormente.
En Tuenti
Almería analiza en Senegal la adaptación de las gacelas criadas a los pies de la Alcazaba

Varias gacelas en la Estación Experimental de Zonas Áridas, de Almería, situada entre la Alcazaba y el Cerro de San Cristóbal. :: IDEAL

Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.