La Universidad de Almería incorpora nuevos destinos al programa Erasmus

La Universidad de Almería incorpora nuevos destinos al programa Erasmus
El objetivo es que al final de la actual legislatura haya un 25% de estudiantes que hayan vivido una experiencia de movilidad
RIALMERÍA

El Vicerrectorado de Internacionalización de la Universidad de Almería presentó la convocatoria 2018-2019 del programa para estudiantes Erasmus. Se trata del programa más importante de cuantos disfrutan los estudiantes de la UAL, ya que muchos de ellos ponen sus esperanzas en recibir una beca de movilidad. 

Los alumnos, para poder acceder a ella, deben reunir una serie de requisitos, como estar matriculados este curso y el próximo en algunas de las titulaciones sobre las que se ofertan plaza y tener superados, al menos, 45 créditos. También deben tener acreditados sus conocimientos de idiomas con un nivel B1 de inglés, excepto para los destinos de Italia y Portugal donde “la proximidad idiomática y la habitual participación de nuestros alumnos en cursos ofrecidos en italiano y portugués no lo hacen necesario”.

Este año la convocatoria  llega con una importante novedad, tal y como adelantó el vicerrector, Julián Cuevas, ya que “a la tradicional oferta de plazas en países europeos se unen hasta 57 plazas con los denominados países asociados. Esto es producto de los convenios de colaboración que la UAL ha realizado en el marco del programa K107. Entre estos países destacan Estados Unidos, Canadá Corea del Sur, Rusia, también la zona de los Balcanes con Bosnia y Herzegovina, Serbia o Albania y también hay convenios con Marruecos, Túnez, Ucrania, Jordania, Irán y Moldavia”.

Campaña de difusión

Este curso la UAL, a través del Vicerrectorado de Internacionalización, ha convocado 1.190 plazas de movilidad internacional en el marco de este programa Erasmus +. El objetivo marcado es el de superar el número de solicitudes del año pasado del programa KA103, que fue de 939 de las cuales 504 alumnos fueron seleccionados y de ellos 415 realizaron la movilidad internacional. La intención es que al final de la presente legislatura el 25% de los alumnos tenga una experiencia de movilidad a través de los diferentes programas, para conseguir mover a unos 700 alumnos al año. Como apuntó Cuevas, el programa Erasmus “es el más importante y el más interesante para los alumnos, pero hay otros programas, propios y específicos o vinculados a los consorcios de excelencia internacional con los que queremos que se alcancen esos 700”.  

En esta línea, se realizó una encuesta durante el pasado año que ha servido para lanzar una campaña publicitaria y de difusión entre los alumnos. El vicerrector de Internacionalización señaló que “está surtiendo efecto en el número de solicitudes realizadas hasta la fecha. A día de hoy se estima que ya son más de 600 las solicitudes, si bien nuestro deseo es que al final de la convocatoria, el día 31 de enero, sean más de 1.000 las presentadas”. Entre las cuestiones que los alumnos esgrimieron para no realizar una experiencia de movilidad durante el pasado curso destacaron las económicas y las personales.

El director de Movilidad Internacional, Tomás Lorenzana, destacó que los estudiantes que han disfrutado de una movilidad Erasmus tienen el doble de posibilidad de colocarse en el mercado laboral durante el primer año, una vez terminada la titulación. También señaló que existen otros valores añadidos a la movilidad Erasmus al margen del reconocimiento académico de los estudios cursados en el extranjero, y que son muy valoradas por los estudiantes “como la mejora de las competencias idiomáticas, pero también otra serie de valores que tiene mucho más que ver con una visión mucho más global del mundo: aspectos que tienen que ver con la tolerancia, la empatía, la aceptación de otras culturas como algo que forma parte de la vida cotidiana actual y futura de nuestros estudiantes”.

Esta convocatoria se hace al amparo del nuevo reglamento de movilidad internacional en la que se crea la figura del coordinador de título que junto con el coordinador académico asesora al estudiante para que el contrato de estudios tenga la máxima coherencia académica posible entre los estudios realizados en la UAL y la universidad de destino. Este nuevo marco, hasta el momento, está funcionando “con fluidez” y “con pocas incidencias”.

Los países más demandados por los estudiantes de la UAL son Italia, Portugal, Polonia y Alemania.

Fotos

Vídeos