La UAL retoma tras dos cursos el programa de alojamiento con personas mayores para estudiantes

La iniciativa tiene por objetivo "promover la solidaridad, cooperación y apoyo mutuo a través de la convivencia diaria y del intercambio de experiencias"

E.P.ALMERÍA

La Universidad de Almería (UAL) ha retomado este curso el programa de alojamiento con personas mayores para estudiantes tras dos cursos académicos en los que ha estado suspenso y que tiene por objetivo "promover la solidaridad, cooperación y apoyo mutuo, entre jóvenes estudiantes universitarios y personas mayores, a través de la convivencia diaria y del intercambio de experiencias".

Fuentes de la institución académica han explicado a Europa Press que actualmente el programa se encuentra en fase de difusión de cara a recibir las solicitudes de los estudiantes interesados. El programa ya estuvo vigente desde el curso 2008/2009 al 2014/2015, periodo en el que se registraron 27 parejas de estudiantes y personas mayores. De ellas, seis repitieron la experiencia de dos a tres cursos.

Según el planteamiento del programa, una persona mayor ofrece una habitación de su casa para que un estudiante pueda vivir con ella durante el curso. En el plan puede participar cualquier mayor independiente, cuyo inmueble reúna unas "óptimas condiciones de habitabilidad" y disponga de una habituación individual con mesa de estudio para el estudiante o, en su defecto, con un espacio reservado para el estudio en el inmueble.

El programa busca que las personas mayores se sientan "como ciudadanos útiles, capaces de prestar un servicio y una ayuda a otro colectivo, al que pueden aportar serenidad y experiencia" al tiempo que reciben ayuda en la ejecución de sus necesidades mínimas "sobre todo en el terreno de la compañía".

En relación a los alumnos, el plan busca propiciar medios de colaboración con los colectivos "más necesitados" así como un "acercamiento generacional". En este sentido, los alumnos no realizarán ninguna aportación económica a los mayores, "a menos que acuerden algún extra con ellos" en teléfono u otros gastos, por lo que su compromiso pasa por "hacerles compañía y colaborar en las tareas domésticas".

La Universidad de Almería se encargará de aportar a los mayores una ayuda económica para cubrir el incremento del gasto que se pueda originar en el consumo eléctrico, agua corriente o gas, mientras que la alimentación, productos de higiene personal y aseo, lavado de ropa y otros, corren por cuenta del estudiante. Los mayores recibirán además, a través de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, una aportación de 150 euros para hacer frente a gastos.

Asimismo, la UAL sufragará un seguro de vivienda para el inmueble de la persona mayor, y otro de responsabilidad civil para el alumno. "Se trata de un programa abierto en el tiempo, siendo posible incorporarse a él durante todo el año".

Los mayores interesados en acogerse al programa pueden solicitarlo en la Delegación de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales en Almería, ubicada en calle Las Tiendas. A partir de ahí, un técnico de la Delegación y un trabajador social de la Universidad de Almería realizarán una visita al inmueble para comprobar las condiciones de habitabilidad antes de presentar al alumno y firmar el compromiso de convivencia. Por su parte, los estudiantes pueden pedir acogerse al programa en el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo.

Entre las condiciones mínimas para que los mayores puedan participar en el programa, se indica que la casa debe estar dotada de servicios como el saneamiento, el agua corriente y la energía eléctrica, con acceso a los servicios públicos al ciudadano y "bien comunicada". Debe tener una habitación individual para el alumno "con luz y ventilación natural", una cama, armario, mesita de noche.

Fotos

Vídeos