Universidad De Almería

El mal uso de las redes sociales, a debate

El mal uso de las redes sociales, a debate
Hoy miércoles finaliza el curso de verano 'Los derechos al honor, a la intimidad y a la propia image en las redes sociales'

En la actualidad casi todas las personas tienen acceso a un teléfono móvil con internet que le abre las puertas de un mundo reciente para los legisladores. Y es que ya llevan 10 años intentando dar solución a los problemas que se han generado por el mal uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías. Este tema es del que se ha estado tratando hasta este miércoles en el Curso de Verano de la UAL ‘Los derechos al honor, a la intimidad y a la propia imagen en las redes sociales’.

La vicerrectora de Extensión Universitaria y Deportes de la Universidad de Almería, María del Mar Ruiz, señaló durante la inauguración del curso que “desde la aparición de Internet hasta llegar a las aplicaciones para smartphones, como Whatsapp o Instagram, en las redes sociales los cambios han sido constantes y la gestión de estos nuevos contextos sociales no está resultando sencilla”. Es por ello que la vicerrectora destacó “la necesidad de realizar un curso donde se abordase cómo actuar ante estas situaciones, si la sociedad es consciente del daño que puede hacer un mal uso de las redes sociales y de si los jóvenes son conocedores del riesgo que corren en las redes sociales”.

El juez decano de Almería, Luis Miguel Columna, apuntó que cada vez son más las querellas y en algunos casos denuncias por estos delitos. “Si hace 10 años teníamos uno o dos casos al año que afectaban al honor y a la intimidad de las personas, en las actualidad delitos que afectan al honor cometidos en las redes sociales, hay al menos cinco al mes en los juzgados de lo penal de Almería, donde hay cinco juzgados de este tipo”.

Por su parte, la directora de la Subsecretaría del Ministerio de Justicia, Laura Díez, explicó que “es muy importante que todo el mundo tenga la capacidad de conocer cuáles son sus derechos, cuáles son sus obligaciones, y el marco jurídico en el que pueden desarrollar sus actividades del uso de las redes y las nuevas tecnologías, un campo en el que acabamos de empezar. Internet ha empezado a funcionar con virulencia en los últimos 10 años, con lo cual estamos al principio de un camino que probablemente nos llevará a la necesidad de abordar situaciones que desde el punto de vista práctico nos van a supone importantes desafíos”.

Para el decano del Colegio de Abogados de Almería, José Pascual Pozo, la clave está en la educación “de los ciudadanos, de los niños y de los jóvenes, desde el colegio hasta la Universidad, de qué es lo que no pueden hacer con el móvil, con Whataspp, con los correos electrónicos, con la descarga de productos de internet que no están legalizados. Por eso lo fundamental es educar desde el principio para que cuando sean mayores tengan consciencia, porque muchos de los delitos se comenten inconscientemente -aunque la ignorancia no exime de culpa, pero que la realidad es que muchas veces se hacen cosas que no sabe uno el alcance que tienen”.

La directora del Curso de Verano, Fátima Pérez, habló de la velocidad de la red, “lo que antes se necesitaba escribir en papel, ahora se puede ser difundido en un instante con alcance potencia de millones de usuarios. En los últimos años los delitos cometidos en el entorno digital se han incrementado significativamente. Los datos más recientes muestran una situación preocupante. Una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid del año 2016 recoge que Internet se ha convertido en un sueño para los usuarios y en una auténtica pesadilla para los prácticos del Derecho”.

Por último, el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Almería, Luis Gómez, alabó la temática tan actual de este curo, que debido a la gran demanda tuvo que ampliar el número de inscripciones y felicitó a los directores por abordar el tema desde una perspectiva interdisciplinar y por la calidad de los ponentes.

Ponencias

El primer ponente del curso que comenzó el lunes fue el catedrático de Derecho Civil de A Coruña, Domingo Bello, quien ofreció la charla ‘La perspectiva civil de los Derechos al honor, la intimidad y la propia imagen’ en la que destacó la necesidad de una mayor seguridad jurídica en la red internet. Así, Bello señaló que “el mayor peligro para la intimidad, el honor y el resto de derechos fundamentales de la persona está en el ciberespacio, por lo que hay que conseguir regularlo, siendo necesaria una mayor seguridad jurídica en la red internet”.

En la segunda jornada del curso, el abogado en Abanlex, bufete ganador en el caso del Derecho al olvido contra Google, Pablo Fernández, explicó durante su ponencia ‘¿Existe el derecho al olvido en las Redes Sociales?’ que «el derecho al olvido existe en Internet y es tan fácil ejercitarlo como rellenar un formulario». «Existe el derecho al olvido, pero no se trata de un derecho que nos permita borrar información o censurar datos, es un derecho que únicamente nos permite que desde un buscador no se muestre un enlace hacia un contenido. Ese contenido debe ser antiguo, irrelevante, que nos esté afectando y solamente se puede ejercitar cuando la persona implicada no sea famosa, relevante o una persona sobre la cual la gente en general tenga interés legítimo en conocer ese tipo de información», matizó el abogado durante su intervención.

Tras Fernández siguió la ponencia del profesor titular de Derecho Procesal de Salamanca y director de FODERTICS, Federico Bueno de Mata, sobre ‘Prueba Electrónica y Proceso 2.0 y cómo probar temas de wathsapp o emails. Durante su exposición del tema a tratar, el profesor explicó a los presentes que «hoy en día los juzgados presentan pantallazos o incluso imprimen esas pruebas, pero eso hace que se pierdan las propiedades de la prueba. El objetivo de mi ponencia es concienciar sobre la aportación de la prueba en juicio y llamar la atención a los poderes legislativos para que regulen sobre la materia y formen a los jueces, que son quienes valoran la prueba y aplicar el derecho».

Por la tarde fue el turno del abogado y profesor titular de Derecho Penal de la Universidad de Granada, Carlos Arángüez, quien ofreció una ponencia sobre ‘El quebranto de la prohibición de contacto con la víctima a través de las Redes Sociales’. Arángüez va a analizó el impacto que tienen las redes sociales sobre el acoso en la violencia de género, el ciberacoso, y revisó cuestiones como que la jurisprudencia ya reconoce que el estado de Whatsapp ya es una forma de comunicación. «Pero aún queda mucho por andar, ya que hay ejemplos de cómo un juez consideró una broma una amenaza de un hombre a su ex mujer en un mensaje en el que le ponía el icono de tres pistolas con las palabras ya verás» puntualizó como ejemplo el abogado.

Durante la última jornada se abordarán temas de gran calado como el cyberbulling; acoso en redes sociales; delitos contra la intimidad y el honor o la reparación civil del daño.

Fotos

Vídeos