La UAL inicia sus 'bodas de plata' con el objetivo de acercarse a la sociedad

La lección inaugural y la lectura de la memoria centraron el acto de apertura./IDEAL
La lección inaugural y la lectura de la memoria centraron el acto de apertura. / IDEAL

El rector manda un mensaje esperanzador en el acto de inauguración por los avances con la administración | El Paraninfo acogió un acto en el que se invistieron a los nuevos doctores y se rindió homenaje al personal

JOSÉ LUIS PASCUALALMERÍA

El curso comenzó ayer en la UAL, de manera oficial. Un año académico importante para la Universidad de Almería, en el que cumple su primer cuarto de siglo y, además, quiere dar un paso adelante en objetivos concretos como el bienestar de los alumnos, las alianzas con el tejido empresarial almeriense y sus principales sectores productivos, así como la transferencia de conocimiento a la sociedad del incesante trabajo que están llevando a cabo los grupos de investigación.

Carmelo Rodríguez dedicó sus primeras palabras a los nuevos estudiantes, a los que presentó la UAL como una «universidad joven y dinámica, en la que el trato cercano es una seña de identidad».

En un año tan especial para la institución, Rodríguez Torreblanca quiso lanzar un mensaje optimista porque «se vislumbra un futuro esperanzador para el sistema universitario tras los avances con el Ministerio y la Consejería».

«La UAL no puede permanecer ajena a los requerimientos de un mundo complejo»

Las 'bodas de plata' no se pasarán por alto y «este acontecimiento nos permitirá transitar por nuestro pasado, pero también redoblar la apuesta por seguir construyendo una universidad pública moderna, renovada, de calidad y que dé respuesta a las demandas de la cambiante sociedad actual».

El acto solemne de apertura del curso siguió sus cánones habituales y, tras el repaso de la memoria del curso anterior a cargo del Secretario General de la Universidad de Almería, con la ayuda de un vídeo, se vivió uno de los momentos más emotivos, como es la entrada de nuevos doctores. Carmelo Rodríguez les felicitó «por ser investidos, reconociendo públicamente así su valía y labor». El profesor Francisco Manzano fue el encargado de impartir la lección inaugural, cuyo título fue 'La primera representación completa de España: el Atlas Geográfico de España de Tomás López (1804)'. Siguiendo el protocolo, se impuso la Medalla de Plata de la UAL al personal docente y de administración que se jubila, recordando el rector que «la universidad la hacen las personas y ellos han contribuido a que la UAL tenga su estatus actual». Carmelo Rodríguez, reconoció que afronta su compromiso «con mayor responsabilidad», señalando que este aniversario «no debe servirnos solo para evocar el pasado, sino para sentar las bases y líneas estratégicas que describan con ambición lo que queremos alcanzar en el futuro».

Posteriormente, insistió en que se tiene «la ocasión para que los ciudadanos se acerquen a la Universidad», invitando a entidades públicas y privadas, asociaciones, empresariado y toda la sociedad a ser partícipes, a «que hagan suya esta celebración». En cuanto a objetivos concretos, Rodríguez Torreblanca recordó que Almería «es la única de Andalucía que no cuenta con edificio emblemático en la ciudad, y tras 25 años de existencia la universidad y los ciudadanos piden ese espacio».

Un edificio «que permitiría afianzar lazos y dinamizar la vida social y cultural de la ciudad». Lo que sí adelantó es que «la inauguración del próximo curso será en un espacio escénico del centro», además de plantear la eliminación de que el campus «son 7 kilómetros pero los ciudadanos lo siguen viendo allá en la distancia». Una de sus líneas maestras es precisamente la cercanía y la apertura, «ser permeable y ajustar la oferta formativa», siendo rotundo en que «la UAL no puede permanecer ajena a los requerimientos de un mundo complejo que evoluciona de manera vertiginosa». El consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, que participó en este acto en la Universidad de Almería por tercer año consecutivo, señaló que «la UAL ya es madura y empieza a consolidar un proyecto con relevancia social, que poco a poco va impregnando el tejido institucional y empresarial de su entorno».

La institución, recalcó el consejero, es «un activo social que además retiene el talento y atrae inversiones". El objetivo del gobierno andaluz es el de «recuperar la normalidad para que las universidades puedan seguir en su camino de excelencia incluyente, que no deje a las personas atrás». El consejero afirmó haber cumplido los objetivos de los dos últimos años, «acotando los problemas económicos para tenerlos completamente controlados».

Entre los hitos, tres muy destacados «primero la recuperación de derechos de los trabajadores, tanto profesorado como personal de administración y servicios, pero sobre recuperar la carrera profesional; segundo, que los estudiantes tengan la seguridad de que sus estudios solo están condicionados por sus méritos, con dos avances, la recuperación de la prueba de acceso a la universidad y la estabilidad de las estrategias como el precio de créditos más bajo de España y otras medidas de acompañamiento varias; y tercero, medida estrella, la bonificación de las matriculas para los que aprueban sus correspondiente asignaturas, medida de carácter estructural en el sistema, irreversible y posible porque las universidades están en solvencia y la Junta asume la responsabilidad de los costes».

Fotos

Vídeos