La Fundación Juan Peregrín beca a alumnos en su estreno

Juan Peregrín, Maribel Ramírez y Rosa María Onieva, durante la presentación en la UAL./J. L. P.
Juan Peregrín, Maribel Ramírez y Rosa María Onieva, durante la presentación en la UAL. / J. L. P.

La institución se presentó ayer en la UAL con dos proyectos, uno de apoyo a universitarios y otro para los niños y familias de la asociación Argar

J. L. P.ALMERÍA

La Fundación Juan Peregrín Mula celebró ayer una primera reunión explicativa hacia los universitarios que tuvo lugar en la Escuela Superior de Ingeniería. La presentación en sociedad de este órgano se convirtió en un acto cercano y en el que se mostró, como destacó la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la UAL, Maribel Ramírez, la «imprescindible colaboración de empresas y entidades como la Fundación Juan Peregrín Mula, incorporando a los estudiantes en sus plantillas, de manera que puedan poner en práctica el conocimiento adquirido en las aulas».

La vicerrectora abrió las puertas de la UAL a la institución y reconoció «que haya elegido a la Universidad de Almería para presentarse y haya decidido otorgar becas de internacionalización a sus estudiantes». Juan Luis Peregrín, presidente de la fundación y CEO de la empresa Calconut, adelantó, por su parte, que «esta es la primera acción conjunta con la Universidad de Almería de otras muchas que quedan por hacer», apuntando que «parte de la idea de los trabajadores de Calconut, personas jóvenes, sensibles, que con una votación democrática nos indican qué tipo de acciones tiene que acometer la fundación».

Un grupo de estos jóvenes, por la lacra social del paro juvenil, votaron la posibilidad de las becas de internacionalización con la UAL, y por otro, intentar que los sueños de los niños con cáncer de Argar se conviertan en realidad.

La presidenta de la asociación, Rosa María Onieva, felicitó a la empresa Calconut «por los empleados que tiene, porque es un personal laboral efectivo, además se implica, y eso hoy en día es fundamental porque hay gente que necesita la ayuda de otro que sí puede darla». El cáncer infantil es la primera causa de muerte por enfermedad en niños y «todos sabemos lo que nos limita la enfermedad, porque podemos tener muchas cosas materiales alrededor, pero si estamos enfermos no nos valen para nada; cuando un niño es el enfermo, esto se multiplica, porque afecta a toda la familia». Este proyecto, para Argar «fue una alegría inmensa porque si bien hace falta dinero siempre, este proyecto de cumplir el sueño de un niño es maravilloso». La concesión de becas para la promoción de estudios y actividades relacionados con el objeto fundacional estará orientada hacia las personas con insuficiencia de medios económicos pero con dotes intelectuales destacadas.

La actividad estará centrada en el ámbito educativo y profesional con un fin social, como es el de extender una mano en el área educativa a personas con dificultades con el interés de crear oportunidades a los estudiantes favoreciendo el acceso al conocimiento y a la experiencia laboral, creciendo y enriqueciéndose en el entorno de la empresa a través de una formación completa.

Fotos

Vídeos