Universidad De Almería

Almería, referente del emprendimiento

La ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, acompañada de Gabriel Amat y María del Mar Ruiz en el Castillo de Santa Ana. /J. L. PASCUAL
La ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, acompañada de Gabriel Amat y María del Mar Ruiz en el Castillo de Santa Ana. / J. L. PASCUAL
La ministra de Sanidad, sitúa a Almería en los Cursos de Verano como ejemplo de la recuperación
J. L. PASCUALALMERÍA

Dolors Montserrat, ministra de Sanidad, participó ayer en los Cursos de Verano, en concreto en el seminario 'Estado de Bienestar: nuevos enfoques ante la realidad social' que se está celebrando en el Castillo de Santa Ana de Roquetas de Mar. Monserrat, que pudo comprobar en primera persona el estado de las comunicaciones en Almería, llegando con media hora de retraso al municipio roquetero sobre lo previsto en un principio, dejó un mensaje positivo, acogiéndose a los datos del paro del pasado mes de junio y mostrando su confianza en que tendrán continuidad.

La ministra señaló, en este sentido, que «Almería es un ejemplo, en un día en el que tenemos datos positivos del empleo, de emprendimiento, exportación y crecimiento de económico. Es impresionante que 87.000 personas más estén trabajando en nuestro país y que el objetivo de llegar a 2020 con 20 millones de personas trabajando lo vamos a conseguir».

Dolors Monserrat destacó de la provincia almeriense que «tiene gente trabajadora, emprendedora, que cada día está creando empleo y creciendo» y señaló que el estado del bienestar, tema central del seminario al que fue invitada, se mantiene «con desarrollo económico». La ministra de Sanidad puso en valor, igualmente, la aportación de la provincia al PIB del Estado «gracias, principalmente, al sector agroalimentario, al turismo, las exportaciones y los servicios», calificando como «muy importante» esta contribución para cumplir con «los valores del Estado del Bienestar, que son la justicia, la solidaridad y la cohesión social».

No quiso despedirse Monserrat sin un guiño hacia la anfitriona de los Cursos de Verano, la Universidad de Almería, a la que calificó de «una institución joven, pero muy fuerte, que se ha conseguido situar muy arriba en el ranking de universidades españolas por su fuerza y porque trabajáis con tesón, rigor y por su profesionalidad».

Años difíciles

La ministra de Sanidad estuvo, en todo momento, flanqueda por el presidente de la Diputación Provincial, Gabriel Amat, y por la vicerrectora de Extensión Universitaria de la UAL, María del Mar Ruiz. En la línea de lo expuesto por Dolors Monserrat, Amat señaló que «el gobierno está trabajando para que cada día haya una persona menos en el paro, si analizamos como estábamos hace cinco años y como estamos ahora nos daremos cuenta de la capacidad de este gobierno».

María del Mar Ruiz también agradeció la participación de la ministra, que viene a dar lustro al evento académico, apuntando que «la Universidad de Almería le da la bienvenida, además a un enclave privilegiado y a un curso en el que se refleja la esencia de este evento, la proyección de la Universidad en temáticas que son demandas por la sociedad y, en este caso, sobre el estado del bienestar».

Retos profesionales

Al margen del curso sobre el estado del bienestar y de la visita de la ministra de Sanidad, la actividad ayer en los Cursos de Verano en Roquetas de Mar también se centró en el seminario 'Acompañar y dignificar el final de la vida: un reto para el profesional' es el título del Curso de Verano', con la ponencia sobre el 'Proceso de duelo normalizado' que versó sobre la necesidad de tratar a los pacientes paliativos y sus familiares en el final de la vida, pero lo antes posible «porque tal y como se ha comprobado si realizamos intervención y acompañamiento en situación de final de vida, la intervención posterior del duelo va a ser mínima: se consigue que tanto paciente como familia hagan un cierre de ese final de vida mejor y con mayor paz», según destacó la psicóloga de Cruz Roja en Almería Ana María Almansa. Tal es la situación que «de 700 familiares tratados a lo largo del año, después, en terapia de duelo, una vez llega la muerte solemos tratar a siete, porque se ha hecho un seguimiento, acompañamiento e intervención adecuada, sí se ha demostrado que la intervención psicológica durante el proceso de final de vida mejora y reduce las posibilidades de un duelo complicado y patológico», detalló. En la provincia de Almería existe este tipo de atención, gratuita que se presta a través de Cruz Roja con un programa que tiene como objetivo la mejora de la calidad de vida.

Fotos

Vídeos