ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 17 / 26 || Mañana 18 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El tímido orgullo nipón

cultura japonesa

El tímido orgullo nipón

Solo 2.500 personas asisten a la primera marcha del orgullo gay multitudinaria de Tokio celebrada el pasado domingo

05.05.12 - 10:08 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Dos chicas caracterizadas en la 'Tokyo Rainbow Pride' del pasado domingo. / Foto: AFP | Vídeo: Youtube
Año 2011. Marcha por los derechos homosexuales en Roma: concurrieron más de 200.000 personas. 'New York City Pride': cerca de 700.000 participantes. Manifestación del orgullo gay de Madrid: alrededor de un millón de personas. 'Tokyo Rainbow Pride 2012': 2.500 asistentes.
La excusa del estreno no maquilla el pobre seguimiento que tuvo la primera manifestación de estas características en la capital japonesa. No ayudó el aliciente que supuso la cancelación de la misma convocatoria el año pasado. Como punto positivo, la creación de la entidad privada que da nombre al desfile, que pretende crear un 'lobby' gay en Japón y planea conseguir una participación de 50.000 personas en un plazo de cinco años.
"Me temo que en Japón todavía tiene que pasar mucho tiempo para que se desarrolle una cultura de aceptación de la diversidad", declaró la portavoz de la organización, Sayaka Kato. El país nipón, tan avanzado cultural y socialmente pero tan arraigado a su vez en la tradición, está muy lejos de reconocer los derechos homosexuales que en los últimos años se han conseguido en Occidente.
La mayoría de los partidos políticos japoneses ignora las proposiciones, ya sean a favor o en contra, de los derechos LGBT. Y la religión sintoísta o budista no tiene ninguna prohibición explícita a de las relaciones entre personas del mismo sexo. Además, la prostitución homosexual se encuentra en un limbo legal ya que, a pesar de que la trata de personas está prohibida en Japón, el código penal del país solo reconoce como conducta sexual la existente entre personas de distinto sexo. Sin embargo, este mismo precepto hace que los nipones LGBT no tengan ningún recurso legal ante casos de discriminación.
De novios a hermanos
El matrimonio homosexual, por lo tanto, no está permitido. A partir de 2009 se reconocieron las uniones entre personas del mismo sexo siempre y cuando uno de los cónyuges tenga la ciudadanía de un país con leyes favorables al respecto. Para el resto, les queda el recurso de hacerse 'hermanos'. En Japón existe la práctica de que los padres adopten a la pareja de su hijo o hija y así convertirlos en parientes. De esa manera, se consigue una relación familiar legal para solventar problemas burocráticos.
La juventud japonesa vive 'abiertamente' su orientación sexual con sus amigos más íntimos y su familia, pero nunca social ni laboralmente. Las muestras de afecto en público ya son muy contadas entre parejas heterosexuales y en el caso 'gay' son totalmente inexistentes. A pesar de que los jóvenes LGBT nipones de hoy en día viven su sexualidad con mayor libertad que sus antepasados, al llegar a la madurez suelen 'volver al armario' debido a la tradición familiar tan conservadora que tiene Japón. Mientras llega ese momento, las dos o tres manzanas del barrio tokiota de Nichome, la Chueca japonesa, se llenan de 'geishas' travestis, locales con banderas arcoiris y parejas del mismo sexo que, en estas calles, sí van de la mano.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Manga 'Honey & Honey' donde se explica la adopción como alternativa al matrimonio gay. / Foto: Archivo
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.