La siniestralidad en la construcción aúpa la accidentalidad laboral en más de tres puntos

Operarios de la construcción en unas obras. /S. T.
Operarios de la construcción en unas obras. / S. T.

El de la obra y la industria son los dos sectores que más crecen, el primero de ellos con un porcentaje muy cercano a los 20 puntos

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

La siniestralidad laboral continúa, en Almería, en ascenso. Pese a la llamada a la responsabilidad efectuada por las administraciones públicas y compartida tanto por la patronal, Asempal, como por las organizaciones sindicales, las cifras continúan creciendo. Y lo hacen en porcentajes ciertamente relevantes. Según las cifras oficiales de la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, durante el primer cuatrimestre de este año (enero-abril) se han producido 2.869 accidentes laborales. Es un 3,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

Y lo que es peor: crece tanto en sucesos de carácter leve (de 2.752 a 2.849) como en los que se consideran administrativamente como graves (de 17 a 20). Además, en este periodo también se ha producido un accidente mortal 'in itinere', al igual que en el mismo cuatrimestre de 2017, y un siniestro mortal ocurrido en Adra que no se recoge en la estadística porque se ha registrado en la provincia de origen de la empresa, Guipúzcoa, aunque se ha investigado desde el Centro de Prevención junto a la Inspección de Trabajo en Almería.

Por sectores, la siniestralidad laboral ha crecido en todos, pero lo ha hecho de forma severamente extraordinaria en la construcción. Según los datos oficiales, el ascenso ha sido de un 17,5%, seguida de la industria con un 9,3%, la agricultura con casi un 3% y en menor medida, los servicios, un 1% -que es, no obstante, el sector con más empleados de toda la provincia de Almería.

Estos datos se daban a conocer ayer en la Comisión Provincial de Prevención de Riesgos Laborales, que evalúa de forma cíclica la evolución de este fenómeno. En dicha reunión, el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Miguel Ángel Tortosa, recordó que la Junta de Andalucía «está trabajando» junto a los agentes sociales y económicos, con medidas que incluyen asesoramiento, formación, difusión de la cultura preventiva e incentivos «para fomentar la seguridad, la prevención y los hábitos saludables en las empresas, dando un paso más allá de la exigencia del cumplimiento de la normativa» y señaló que «instaurar la cultura preventiva en nuestras empresas es clave para aumentar su productividad y su responsabilidad social, y es una tarea en la que todos tenemos que sumar esfuerzos para lograr la siniestralidad cero».

En ello van de la mano de los sindicatos, cuyos enlaces en las empresas son vitales para detectar problemáticas en materia de prevención. Pero tienen también de su lado a la propia patronal. La Confederación de Empresarios de la Provincia de Almería ha reiterado -de forma pública y constante- el interés por llegar a un escenario de siniestralidad cero gracias a la prevención, por lo que conmina a sus asociados a extremar las precauciones de sus trabajadores.

Sólo en estos primeros meses del año, el Centro de Prevención ha mantenido una intensa actividad de formación y divulgación sobre la prevención, con acciones de concienciación en cultura preventiva como la campaña 'Aprende a crecer con seguridad', en la que han participado 569 escolares de 5º y 6º de Primaria y casi 300 padres y madres de diez colegios; las jornadas y talleres formativos sobre análisis de accidentes de trabajo, la presentación de la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud Laboral y las actuaciones de la Inspección de Trabajo, la prevención en el uso de nanotecnología y sobre las inspecciones de equipos fitosanitarios.

Fotos

Vídeos