El servicio de recogida de animales abandonados de la Diputación llegará a 71 municipios de Almería

El servicio de recogida de animales abandonados de la Diputación llegará a 71 municipios de Almería

Con este contrato, se va a responder a las necesidades de un conjunto poblacional de 57.729 habitantes

EUROPA PRESSALMERÍA

El servicio de recogida y transporte de animales abandonados y perdidos de la Diputación de Almería va a llegar a un total de 71 municipios de la provincia, según lo recoge el contrato que ha aprobado la Junta de Gobierno Provincial para la adjudicación de este servicio, destinado a todos los municipios menores de 3.000 habitantes.

El diputado de Personal y Régimen Interior, José Fernández, ha explicado, en un comunicado, que el servicio de recogida de animales abandonados se ha adjudicado por un periodo de dos años, con un gasto máximo autorizado que asciende a 169.484 euros. Con este servicio, la Diputación de Almería pretende dar cobertura a "los municipios más pequeños que no cuentan con las herramientas ni la capacidad para resolver estas situaciones".

Fernández ha destacado la trascendencia de este contrato, que permite adecuar el control de los animales perdidos en los municipios y poner fin a las condiciones deficientes en las que se encuentran, así como a los riesgos potenciales que pueden suponer para los vecinos, ya que "con este servicio, aportamos una solución a un problema que, en muchos casos, los municipios más pequeños de la provincia no pueden atajar".

La ejecución del proyecto se realizará mediante llamadas de los ayuntamientos de menos de 3.000 habitantes, poniendo a su disposición un teléfono de urgencias en servicio las veinticuatro horas del día, para la intervención en casos críticos, como el supuesto de perros peligrosos o accidentados.

La recogida de perros era una demanda de muchos municipios que, en algunos casos, no podían asumir estos costes y permite eliminar el riesgo que puede provocar en los vecinos. Además, se les da una nueva oportunidad a los animales, ya que se facilita su puesta en adopción. En 2013, la Diputación Provincial inició este servicio, que ahora se renueva por dos años más.

Los municipios a los que abarca este proyecto son: Benitagla, Beires, Alsodux, Castro de Filabres, Alcudia de Monteagud, Cóbdar, Almócita, Laroya, Olula de Castro, Alicún, Bayarque, Suflí, Turrillas, Santa Cruz de Marchena, Bentarique, Velefique, Chercos, Bacares, Benizalón, Rágol, Senés, Bayárcal, Armuña de Almanzora, Las Tres Villas, Ohanes, Felix, Alhabia, Lúcar, Albanchez, Alcolea, Uleila del Campo y Bédar.

También se beneficiarán del servicio: Partaloa, Taberno, Fondón, Gérgal, Abrucena, Canjáyar, Abla, María, Rioja, Lubrín, Laujar de Andarax, Chirivel, Purchena, Vélez-Blanco, Urrácal, Tahal, Paterna del Río, Íllar, Terque, Sierro, Líjar, Santa Fe de Mondujar, Enix, Instinción, Padules, Somontín, Nacimiento, Huécija, Lucainena de las Torres, Alcóntar, Alboloduy, Fiñana, Fines, Serón, Oria, Sorbas, Balanegra, Los Gallardos y Zurgena.

Con este contrato, se va a responder a las necesidades de un conjunto poblacional de 57.729 habitantes. Por su parte, la empresa adjudicataria del servicio va a percibir mil euros al mes en concepto de disponibilidad y para sufragar el mantenimiento del operativo de manera independiente a los servicios realizados.

Por otro lado, recibirá una cantidad por cada servicio prestado, que va desde los tres euros por la estancia y manutención, hasta los 40 por vacunación, desparasitación y otros servicios, y los 50 por recogida de animal.

Fotos

Vídeos