Los Reyes Magos llegan a la Base de La Legión

Un momento de la cabalgata de Reyes a su paso por la Base 'Álvarez de Sotomayor'./CANELO / BRILEG
Un momento de la cabalgata de Reyes a su paso por la Base 'Álvarez de Sotomayor'. / CANELO / BRILEG

Hubo entrega de juguetes, regalos, y roscón con chocolate | Alrededor de 500 niños esperaron a Melchor, Gaspar y Baltasar

JOAQUÍN TAPIAAlmería

Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar, llegaron ayer a la Base 'Álvarez de Sotomayor', sede de la Brigada de La Legión, en medio de una gran expectación, estimándose en alrededor de 500 niños acompañados de sus mayores, quienes aguardaron esta tradicional visita regia.

Jornada inspirada en la ilusión, la fantasía y el entusiasmo, la vivida ayer en la base militar almeriense en un inquietante bullicio infantil, también en muchos de los mayores, por la impaciencia de ver y estar con Sus Majestades.

Formando el séquito y con salida desde las instalaciones de la VIII Bandera, del Tercio 'D. Juan de Austria' 3º de La Legión, la cabalgata real iniciaba su recorrido hacia el Polideportivo de la Base.

Un desfile 'mágico' al que no le faltó originalidad ni caramelos que repartir, tarea de la que se encargaron los legionarios que hicieron de pajes de Sus Majestades.

Participaron en el cortejo, Policía Militar (sobre todo protección de la gente menuda que no se aproximara a los vehículos), Escuadra de Gastadores, Banda de Guerra de la Brigada de La Legión, las mascotas (popularizadas 'cabras') de todas las unidades de la BRILEG y las carrozas de los tres reyes, sobre VAMTAC (Vehículo de Alta Movilidad Táctica), debidamente 'camuflados' para la ocasión.

Obsequios

Tras un breve recorrido por las instalaciones de 'Álvarez de Sotomayor', situado en el municipio de Viator, la comitiva llegó al Polideportivo y con ello dando paso a uno de los momentos de mayor emoción como fue el reparto de juguetes a los niños, hijos de legionarios y del resto de personal de otras unidades militares y civil radicadas en el acuartelamiento.

Un acto de mucha emoción y para el recuerdo, en una actividad organizada por la VIII Bandera 'Colón' donde además de los obsequios y caramelos se ofreció el clásico 'Roscón de Reyes' y chocolate a la taza. Ceremonia que contó con la presencia de los jefes de unidades.

Después de unas pocas horas de descanso, Melchor, Gaspar y Baltasar, y séquito se dirigieron, monte a través, hacia la Alcazaba de Almería donde pernoctaron hasta el atardecer que presidieron un gran desfile por las calles de la capital almeriense. Es que de ilusión también se vive. Al parecer en este, el carbón ha sido menos que otros años.

Fotos

Vídeos