El PSOE de Huércal de Almería se opone al presupuesto por ser «poco ambicioso»

Ángeles Castillo, portavoz del PSOE./IDEAL
Ángeles Castillo, portavoz del PSOE. / IDEAL

La portavoz, Ángeles Castillo, critica la «escasa cuantía» de las cuentas para el volumen de población al que hay que prestar servicios

A. MALDONADOHUÉRCAL DE ALMERÍA.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Huércal de Almería votó en contra de los presupuestos municipales para 2018 presentados por el equipo de Gobierno, dado que contemplan unas inversiones reales «escasas». «Desde el PSOE creemos que estamos ante unos presupuestos poco ambiciosos y de muy escasa cuantía, teniendo en cuenta el volumen de población al que tiene que atender y prestarle servicios el Ayuntamiento», manifestó la portavoz socialista, Ángeles Castillo.

Concretamente, las inversiones reales suponen apenas el 6% del presupuesto elaborado por el equipo de Gobierno. «Son algo más de 644.000 euros en un presupuesto de 11 millones de euros, lo cual nos parece una cantidad ridícula para un municipio de nuestras dimensiones», afirmó Castillo, quien subrayó que el propio informe del interventor indica que el capítulo de inversiones se limita casi a pequeñas obras y adquisiciones de material inventariable.

La portavoz socialista admitió que no entiende «la positividad del PP a la hora de exponer el presupuesto», dadas sus numerosas carencias. «Nuestro municipio tiene un potencial extraordinario y unas necesidades muy concretas que merecen un presupuesto mayor, con más inversiones, mayor compromiso municipal con el empleo y una gestión eficiente del gasto social», dijo.

Castillo criticó que, a la hora de redactar este presupuesto, el equipo de Gobierno no haya fomentado la participación ciudadana, tal y como lleva años pidiendo el Grupo Socialista. «Nos parecen peregrinas las explicaciones del Partido Popular cuando nos dicen que han tenido en cuenta las propuestas vecinales por el seguimiento de las redes sociales», añadió.

Asimismo, aseguró que el presupuesto planteado es «de mero trámite», por no contener una previsión real de las necesidades del municipio y porque «al finalizar el ejercicio, no se habrá ejecutado, como viene sucediendo año tras año». En este sentido, señaló que en la liquidación de las cuentas de 2017 «la mayoría de las partidas no se han ejecutado o se han modificado sobre la marcha, de forma improvisada, para llevar a cabo actuaciones que no estaban contempladas en el presupuesto municipal».

«Los propios técnicos del Ayuntamiento indican en los informes de que el gasto presupuestado es muy ajustado para el volumen de población y para el nivel de servicios obligatorios a los que hay que hacer frente y, además, advierten de que hay que ejecutarlo de forma más eficaz y eficiente, recomendando que se evite el abuso que se viene haciendo sobre el reconocimiento extrajudicial de créditos, que, como hemos dicho, es fruto de la improvisación del equipo de Gobierno en la política municipal», insistió Castillo.

Fotos

Vídeos