Le piden 30 años de cárcel por matar en Oria a una joven de un tiro tras no encontrar a la madre de ésta

Acto seguido, el acusado abandonó la vivienda y se dirigió a un lugar "muy próximo" conocido como la Cruz de San Marcos, donde comenzó a golpear con la escopeta una losa de mármol hasta que fracturó la misma

EFEALMERÍA

La Fiscalía de Almería ha interesado penas que suman 30 años de prisión para el acusado de matar en Oria (Almería) a una joven de 19 años de un disparo tras acudir con una escopeta a la casa de ésta buscando a la madre de la víctima.

La calificación del fiscal, consultada por Efe, recoge que sobre las 15:30 horas del 6 de marzo del 2016 el acusado T.G.R. llegó con una escopeta de caza a la vivienda en la que residía una mujer con sus cuatro hijos en el municipio almeriense de Oria.

Una vez allí, efectuó un disparo con dicho arma y fracturó la cerradura de la puerta del domicilio para acceder a su interior.

Dos de las hermanas que residían allí, de 19 y 16 años, salieron a su encuentro "desconocedoras en ese momento de lo que había sucedido" desde distintos puntos del inmueble.

Al verlas, el acusado les preguntó por su madre y éstas le dijeron que no estaba en casa, por lo que T.G.R. se dispuso a abandonar el lugar.

"No obstante ello, justo en el dintel de la puerta, se giró inesperadamente para el interior de la vivienda y de forma sorpresiva y sin que nada pudiera hacer para evitarlo, pues incluso se encontraba en pijama, efectuó con la referida escopeta un disparo (...) a una distancia inferior de un metro" a la hermana de 19 años, asegura el fiscal.

El disparo penetró a la altura del tercio superior del cuerpo y afectó a órganos vitales como el corazón y "grandes vasos" y pulmones, una herida "mortal de necesidad" que provocó la muerte inmediata de la joven.

Acto seguido, el acusado abandonó la vivienda y se dirigió a un lugar "muy próximo" conocido como la Cruz de San Marcos, donde comenzó a golpear con la escopeta una losa de mármol hasta que fracturó la misma.

Poco después, en las proximidades de este punto, fue detenido con varios cartuchos de escopeta en su poder.

Por estos hechos, el fiscal acusa a T.G.R. por un delito de asesinato por el que interesa 25 años de prisión y orden de alejamiento de 500 años respecto a la madre y la hermana que se encontraba junto a la víctima cuando presuntamente se produjeron los hechos durante 20 años.

También solicita cuatro años de cárcel, órdenes de alejamiento de 500 metros durante cinco años y multa de diez meses, a razón de nueve euros al día, por un delito de allanamiento de vivienda; un año de prisión más y multa de diez meses a razón de nueve euros al día, por otro delito de tenencia ilícita de armas, y 20 meses de multa con cuota diaria de nueve euros por un delito de daños.

Por último, el Ministerio Público reclama el pago de indemnizaciones por un total de 135.790 euros a la madre y hermanos de la fallecida por la muerte de ésta, además de por los desperfectos provocados en la vivienda.

Fotos

Vídeos