Níjar ampliará la red de suministros tras un diagnóstico real de las redes

Pérez y Pineda, en el pleno. /IDEAL
Pérez y Pineda, en el pleno. / IDEAL

El pleno celebrado ayer ha aprobado el convenio con Aqualia para la realización de las obras

A. M.ALMERÍA

El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Níjar celebrado ayer ha aprobado la propuesta de Alcaldía para la resolución del procedimiento de modificación del convenio suscrito entre el Ayuntamiento y Aqualia, sobre la empresa mixta de aguas de Níjar, Emanagua, que ha contado con los votos favorables de PSOE e IU-LVCA y la abstención del PP.

La decisión ha sido adoptada tras el informe encargado a la Universidad de Granada sobre la situación de la empresa mixta de aguas de Níjar -en la que el Ayuntamiento tiene un 51% y Aqualia un 49%- que ha permitido la reducción de 400.000 euros anuales en dicho convenio, que tiene una vigencia de siete años. Así, «hoy cumplimos con uno de los objetivos de este equipo de gobierno como es reducir los costes de los servicios públicos, adaptándolos a la realidad. Siguiendo una política eficiente estamos consiguiendo ahorrar dinero, que es de todos los nijareños», indicó la alcaldesa socialista, Esperanza Pérez Felices.

No en vano, con dicho ahorro anual que, multiplicado por los siete años que quedan de contrato, da un resultado de 2.800.000 euros, se llevará a cabo la mejora, reposición y ampliación de las redes, acometiendo todas las actuaciones que sean necesarias para acondicionar la calidad del servicio «sin que ello repercuta en los bolsillos de los vecinos», explicó Pérez.

La primera edil manifestó, asimismo, en el pleno que «previamente a la acometida de obras, se va a realizar un diagnóstico sobre el estado real de todas las redes de abastecimiento de agua urbana en el municipio, a fin de conocer las necesidades de cara a comenzar los trabajos este mismo año. Además, un técnico se encargará de la supervisión de la gestión del servicio».

También se aprobó ayer, de manera definitiva, la nueva ordenanza de playas del municipio de Níjar que regulará la circulación de vehículos o acampadas, la prohibición de hacer fuego en las playas -exceptuando las tradicionales hogueras de San Juan- o de baño con bandera roja, además de las sanciones a aquellos que amarren sus embarcaciones en el canal náutico.

El concejal de Turismo, Patrimonio Histórico y Playas, Alexis Pineda, declaró que «tras el plazo de alegaciones, en el que tuvieron voz los vecinos y agentes turísticos de Níjar, se aprueba esta ordenanza que nos pone a la vanguardia de los municipios en esta materia. De esta manera, se facilita la labor de la Policía Local y se permitirá sancionar a aquellos que se bañen mientras ondea la bandera roja, pudiéndoles imputar el coste del rescate en tal caso».

El Ayuntamiento de Níjar pondrá, además, límites a las actividades acuáticas comerciales «que supongan intensidad o peligrosidad con lanzamiento y varada desde los canales náuticos del Ayuntamiento en temporada de baño».

Fotos

Vídeos