La ministra Tejerina descarta «riego de socorro» para el Almanzora

La ministra Tejerina, con la exconsejera andaluza del ramo en Fruit Attraction./IDEAL
La ministra Tejerina, con la exconsejera andaluza del ramo en Fruit Attraction. / IDEAL

Así lo declaró en el último pleno del Senado, a preguntas del senador almeriense Juan Carlos Pérez Navas sobre dicha posibilidad en la comarca

EFE / A. MALDONADOALMERÍA

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, descartó el martes otorgar un «riego de socorro» en la comarca del Almanzora para paliar la sequía y sugirió como alternativa pactos entre regantes para la cesión de derechos entre autonomías. Respondía, así, en el pleno del Senado, a una pregunta del senador almeriense del PSOE, Juan Carlos Pérez Navas, sobre dicha posibilidad ante la falta de agua de explotaciones agrícolas en esa comarca, que «no reciben riego» desde la suspensión del trasvase Negratín-Almanzora el pasado agosto.

La ministra subrayó que «no es legalmente posible» otorgar ese riego excepcional porque no se cumplen las condiciones que exige la Ley, que data de 1999.

Detalló, asimismo, que la legislación establece un traspaso máximo de 50 hectómetros cúbicos de la cuenca del Guadalquivir a otras cuencas mediterráneas andaluzas para 24.000 hectáreas, si el volumen de agua en el embalse del Negratín excede los 210 hectómetros cúbicos y si el agua embalsada en el sistema de regulación del Guadalquivir supera el 30%.

Las condiciones, añadió, no se cumplen porque, a fecha 1 de noviembre, el Guadalquivir está en «situación de alerta».

Tejerina recalcó, no obstante, que el Gobierno trata de minimizar los efectos de la sequía en el marco de la Ley, pero que las posibilidades para actuar son «cada vez más limitadas».

Y, en ese sentido, señaló que la normativa permite acuerdos entre regantes con la cesión de derechos de agua de otras autonomías, lo que no se consideraría trasvase. «Haremos lo posible dentro del marco legal, como ya se hizo con los regantes del Genil-Cabra», añadió la titular de Agricultura.

El senador almeriense subrayó, por su parte que, desde que se interrumpió el trasvase del Negratín, «más de cuatro millones de árboles» no reciben riego y se han visto afectadas explotaciones de cítricos, frutales y otras fincas.

Recalcó, asimismo, que la Mesa del Agua y la sociedad de Almería han reivindicado ese riego 'de socorro' en la zona del Almanzora para salvar «miles de empleos» y las demandas de 10.000 regantes.

E insistió el socialista en que, con un decreto ley, «se podría garantizar» acceder a esa petición, por debajo del 30 % del caudal del embalse pues «con un déficit hídrico de 179 hectómetros cúbicos (en la zona), se piden sólo 5 hectómetros cúbicos» como riego 'de socorro'.

Además del riego 'de socorro' como una cuestión de emergencia, el senador socialista exigió al Gobierno del PP que proceda a poner en marcha la desaladora del Almanzora -en desuso desde la riada de 2012-, así como la ampliación de la desaladora de Carboneras y la conexión de esta con el campo de Tabernas, otra comarca, a su juicio, que sufre las consecuencias de la falta de agua y de políticas efectivas para garantizarla por parte del Ejecutivo de Rajoy.

«Basta ya de cinco años de mentiras acumuladas sobre estos proyectos», reprochó Pérez Navas a la ministra Tejerina, a la que recordó que su Gobierno «no ha movido un dedo ni gastado un euro en infraestructuras hidráulicas en la provincia de Almería en cinco años, pese a plasmar la intención en los Presupuestos Generales del Estado año tras año».

«El riego 'de socorro' que pedimos es de cinco hectómetros cúbicos de agua y, si su Gobierno hubiera hecho bien su trabajo, Almería no tendría un déficit hídrico de 175 hectómetros cúbicos», denunció públicamente el socialista.

Fotos

Vídeos