La Mesa del Agua solicita al ministerio que se imponga el riego con contadores

La directora general del Agua, en el centro, acompañada por portavoces de regantes, entre ellos el de la Mesa del Agua de Almería./IDEAL
La directora general del Agua, en el centro, acompañada por portavoces de regantes, entre ellos el de la Mesa del Agua de Almería. / IDEAL

Los almerienses proponen que en el futuro Pacto Nacional del Agua se elimine el riego por inundación en muchas zonas del país

JOSÉ ESTEBAN RUIZAlmería

El Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ya conoce todas las propuestas de la Mesa del Agua de Almería para que se garantice el futuro del regadío en Almería, en particular, y en todo el territorio nacional. Para ello, proponen una serie de medidas con el principal fin de llevar a cabo una reestructuración de los recursos hídricos disponibles y así que en aquellas zonas más deficitarias puedan contar con agua de aquellas que son excedentarias. Todo ello plasmado en el futuro Pacto Nacional del Agua. En ello, una de las cuestiones que puso sobre el tapete el portavoz de la Mesa del Agua de Almería, José Antonio Fernández, en la reunión que mantuvo con la directora general del Agua, Liana Ardiles, y sobre la que solicitó que se priorice en ese consenso que se está fraguando es que se priorice a la hora de establecer contadores en todos los regadíos, para controlar el consumo y que este sea eficiente. De esta forma, la Mesa del Agua de Almería aboga, y así lo refirió al Ministerio de Agricultura, por eliminar el riego por inundación en muchas zonas de España.

Durante la reunión, que se celebró en Madrid en el marco del proceso de consultas para la elaboración del Pacto Nacional del Agua, Fernández explicó a Ardiles que aún hay extensas zonas en España donde se riega sin controlar el consumo, del mismo modo que aún subsiste el riego por inundación en aquellas zonas donde, sin ser necesario por el tipo de cultivo, siguen ancladas a la tradición sin evolucionar hacia sistemas más eficientes. «Es algo absolutamente insostenible en un escenario de cambio climático y en plena crisis por la sequía», apuntó el portavoz de la Mesa del Agua. «Con el conocimiento y con el consentimiento de las administraciones competentes, se está permitiendo el derroche de agua de riego en algunas regiones donde las aguas superficiales son un recurso barato y abundante, mientras que en el sureste español se obliga al agricultor a pagar el agua de la desalación, que es la opción más cara», dijo José Antonio Fernández.

Agua desalada

El portavoz almeriense de la Mesa del Agua instó también al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a vincular el Pacto Nacional del Agua con la puesta en marcha de las medidas que sean necesarias para garantizar un abaratamiento del precio del agua desalada.

De hecho, la Mesa del Agua provincial presentó a la directora general un informe en el que reivindica un nuevo modelo energético basado en la desalación con energías renovables y en la instalación de placas fotovoltaicas que permitan el auto consumo en las explotaciones agrícolas.

«Ahora es el momento porque se encuentra en trámite parlamentario la futura Ley de Transición Energética y Cambio Climático y el Gobierno no debe dejar pasar esta oportunidad para convertir al sector agroalimentario español en un referente europeo de la sostenibilidad energética», manifestó José Antonio Fernández.

Fotos

Vídeos