La máquina de vapor más antigua de España, se cae

Miembros del C. D. Sierra Almagrera 'aguantan' la torre y ponen bandera negra en el BIC. / A. REDONDO

El Club Deportivo Sierra Almagrera 'aguanta con sus manos' la torre que se desploma y acusa a los 'señores de Cultura' de no hacer nada

JENNIFER SIMÓNCUEVAS DEL ALMANZORA

Una Bandera Negra es lo que pusieron miembros del Club Deportivo Sierra Almagrera de Cuevas del Almanzora a la máquina de vapor más antigua de España, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), estos días de septiembre.

JOSÉ GUERRERO

De esta forma llaman la atención, una vez más, para que, los que pueden, eviten que se caiga. Este importante patrimonio industrial está en peligro de caer y perder uno de sus elementos clave, la torre de madera que sustenta la cabria de la máquina, la que sería muy fácil salvar, con una mínima actuación, colocando en su sitio y asegurando una de las vigas que se ha salido del hueco correspondiente. Sin embargo, desde hace varios años que se avisa del tema, nadie hace nada.

Por eso, estos ciudadanos, aficionados al senderismo y al descubrimiento del pasado de las sierras y las minas, se muestran aguantando con sus propias manos esa máquina para alertar de su fatídica situación, de sus más de 10 años olvidada y abandonada a su suerte, que no es otra que la inclinación que augura su caída y destrozo total. Hay un enorme riesgo de que pierda parte de su estructura por la dejadez y los oídos sordos de la administración, a pesar de las críticas, las demandas y las alertas de vecinos y de personas del ámbito cultural.

Se hizo una primera rehabilitación en 2006, que no concluyó y que dejó precisamente de actuar en la inclinación que ya presentaba la torre. Nunca se llevó a cabo

Fue el verano de 2016 cuando se dio la voz de alarma más seria, por parte del cronista oficial de Cuevas, Enrique Fernández Bolea. Explicó que, en seis meses, habían medido, y la torre de madera que sustenta la cabria de la máquina se había desplomado 20 centímetros. De eso, hace un año. Así que al estado de deterioro, tras una década desde que se realizara una 'media' rehabilitación de la máquina y la zona, se sumaba algo tan preocupante como eso, la caída de la torre.

Y ahí sigue ella, desde 1873, aguantando las inclemencias del tiempo y de la soledad, solo interrumpidos por alguna visita ocasional de amantes del pasado y la historia, de los tesoros que dejó la minería del siglo XIX, de la maravilla de conservar algo excepcional en toda Europa. Un consuelo que ya no es suficiente porque es posible darle nueva vida, evitar su pérdida y llorar su 'muerte anunciada'. La máquina de vapor del barranco El Chaparral en Sierra Almagrera, la más antigua conservada en Andalucía con estas características y con dedicación a la minería, y por extensión la más antigua de España, tuvo como función desaguar las primera minas del lugar. Desde que dejó de ser utilizada, nadie supo nada más de ella, hasta que Diego Collado y Andrés Sánchez Picón la encontraron en el año 2002 y fue inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía.

En el ámbito europeo son escasísimos los ejemplares conservados anteriores a 1875, lo que confiere a este ejemplar un altísimo valor patrimonial. La singularidad de su localización 'in situ', en el mismo espacio donde desarrolló sus funciones dentro del sistema de minifundismo empresarial característico del distrito minero, aparte de certificar su funcionalidad concreta, le añade un valor, relativo a la aplicación de los principios tecnológicos y científicos en la explotación de los ricos veneros metalíferos andaluces. En concreto a la aplicación del vapor que ya se venía realizando en Europa, adaptado aquí a las especiales características del coto almeriense y que fueron llevadas a cabo por el ingeniero belga Paul Colson, quien debe estar removiéndose en su tumba, viendo como está la máquina que lo trajo y mantuvo en tierras cuevanas durante esa rica época minera.

El Bien está integrado por un pozo maestro, una cabria minera de madera con dos ruedas y una estructura metálica conteniendo una máquina de vapor de doble efecto con válvula de admisión y expulsión de vapor por corredera simple completa, con dos calderas embutidas en una estructura de mampostería y un regulador. La máquina tenía un cartel (antes de ser expoliado tras su redescubrimiento en 2002 donde se leía: 'P. Colson (estrella) Ingenieur Reading Iron Works Limited Constructeurs Angleterre'. Asimismo, en una de las calderas se consigna fabricante, lugar y fecha: «La Maquinaria Terrestre y Marítima». Barcelona 1873.

Fotos

Vídeos