La Legión vuelve a mandar la misión de Irak

El general Martín Cabrero saluda a cada uno de los expedicionarios./BRILEG
El general Martín Cabrero saluda a cada uno de los expedicionarios. / BRILEG

Una nueva rotación con más de 150 legionarios partió ayer hacia la zona de operaciones | El Aeropuerto registró gran afluencia de familiares que acudieron a despedirles

JOAQUÍN TAPIAAlmería

«Os ordeno que cumpláis con la misión encomendada y que todos me deis novedades al regreso de haberlo hecho. Que tengáis mucha suerte en la misión», indicó el general Juan Jesús Martín Cabrero, jefe de la Brigada de La Legión 'Rey Alfonso XIII', en sus palabras de despedida a los legionarios que ayer salieron de misión a Irak.

Una segunda rotación con más de 150 efectivos, 135 de la Brigada de La Legión (BRILEG) y 20 de la Bandera de Operaciones Especiales 'Maderal Oleaga' (de naturaleza legionaria), partió la mañana de ayer hacia su despliegue en territorio iraquí, en vuelo de la compañía Air Europa. El pasado día 8 de noviembre salió una primera rotación y para el próximo día 29 la última, de las tres previstas, totalizando un contingente de 350 militares.

«Si aquellos primeros representaban la punta de vanguardia de la Agrupación, vosotros constituís el grueso de la misma y a vuestra llegada a zona de operaciones, la misión en Irak volverá a ser mandada por La Legión», añadió el general.

La salida volvió a reunir a una amplia representación militar así como a numerosos familiares que despidieron con repetidos aplausos la partida del contingente, lo mismo durante el embarque que en el despegue del avión.

Entre los mandos militares que acudieron al aeropuerto se encontraban el coronel Armada, jefe del Tercio 'Alejandro Farnesio' 4º de La Legión (Ronda), teniente coronel García Navarro, segundo jefe del Tercio 'D. Juan de Austria' (el jefe, coronel Víctor Bados se encontraba dirigiendo 'La Desértica') y teniente coronel Rafael Sánchez Barriga, jefe de Estado Mayor de la BRILEG.

Seguridad

«Vuestra misión es la de colaborar en el adiestramiento de las Fuerzas Armadas iraquíes, pero no podéis olvidar que vuestra seguridad y la de vuestros compañeros es nuestra principal preocupación, en zona de operaciones, y también debe ser la vuestra. Permaneced alerta y abrid bien los ojos», indicó el general Martín Cabrero, dirigiéndose a los expedicionarios.

Asimismo se refirió a la «obligación de mantener o superar el nivel alcanzado» y demostrar la capacidad en el cumplimiento de la misión. «Tengo plena confianza en vosotros». Cumpliendo con el Credo Legionario y con la ayuda del Cristo de la Buena Muerte, «estoy seguro que desarrollaréis con éxito esta tarea para mayor prestigio de La Legión, de nuestras Fuerzas Armadas y de España en el mundo».

También recordó a los legionarios de misión en Malí actualmente e igualmente que «vuestras familias, muchas aquí presentes, saben que pueden contar con nosotros para cualquier cosa que necesiten», manifestó el general. Después de las nueva de la mañana los expedicionarios al frente del coronel Luis Cepeda iniciaban el traslado a zona de despliegue del BPC-VII 'Besmayah'.

La principal contribución de España a la Operación 'Apoyo Irak' es en actividades de generación y adiestramiento de las fuerzas de seguridad iraquíes, que se han desarticulado o agotado por la ofensiva del Estado Islámico.

Operación 'Apoyo Irak'

España establece y lidera uno de los cuatro centros de instrucción, en este caso BPC (Build Partner Capability, generación de capacidades de aliados) VII, en la localidad de Besmayah. La Brigada de La Legión aporta un equipo de instructores de BPC completo, integrado por cerca de 350 militares, distribuidos en equipos de adiestradores de infantería, artillería, apoyo logístico y una unidad de protección integrada por alrededor de 100 militares.

La Legión, como unidad expedicionaria por antonomasia (América Central, Bosnia, Kosovo, Irak, Congo, Líbano, Afganistán, Malí) ha sido la unidad designada por el mando para otra nueva misión en Irak.

Fotos

Vídeos