La Junta retira anclajes de fondeo ilegales en las praderas de posidonia del Cabo de Gata

Desplazamiento de los 'muertos' y cadenas con globos hasta la orilla en Agua Amarga./
Desplazamiento de los 'muertos' y cadenas con globos hasta la orilla en Agua Amarga.

La iniciativa está incluida en un proyecto internacional de gestión activa de los fondos de fanerógamas que se desarrolla en el Mediterráneo europeo

EFEALMERÍA

La Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta ha comenzado en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar (Almería) la retirada de cadenas y 'muertos de fondeo', un tipo de anclaje ilegal que daña los fondos marinos de posidonia de este espacio protegido.

La primera actuación se ha llevado a cabo en la playa de Agua Amarga, en Níjar, con la extracción de 30 de estos artilugios y supone el inicio de un programa para regularizar los sistemas de fondeo de este espacio natural, ha informado la Delegación en una nota.

Un equipo de buceadores reflotó los 'muertos de fondeo' y los desplazaron por la superficie del agua hasta la orilla donde una retroexcavadora los sacó a tierra.

Los materiales extraídos se trasladaron en camión hasta el vertedero municipal para su tratamiento.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, ha anunciado que "se van a eliminar todos los fondeos que no sean respetuosos con los fondos marinos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar".

Enríquez considera prioritario "avanzar en el desarrollo y gestión de un sistema de boyas ecológicas que no afecten a la posidonia, el ecosistema más diverso y valioso del Mediterráneo, adecuado a la capacidad de fondeo del espacio y que reúna todas las condiciones de seguridad para la navegación y las personas".

Los sistemas de fondeo permanente sobre la arena o sobre posidonia no están permitidos y en el área de dominio público, el fondeo superior a las 24 horas en un mismo punto requiere la autorización de Costas.

El uso de anclas o de 'muertos' daña gravemente las praderas de posidonia, ya que la estructura de hormigón de este tipo de anclaje aplasta a las plantas y las cadenas para lastrar el cabo que va hasta la boya en superficie siegan todo lo que encuentran a su paso en un radio de varios metros provocando calveros en la pradera submarina de fanerógamas.

En este contexto, el proyecto Life+ Posidonia Andalucía, coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y desarrollado entre 2011 y 2016, constituyó un punto de inflexión en la protección de las praderas submarinas en las costas de la Comunidad Autónoma.

Entre las acciones que contemplaba esta iniciativa, se incluyó la instalación de 41 fondeos ecológicos en los principales puntos de buceo recreativo de Almería, Granada y Málaga para que las maniobras reiterativas de anclaje no afectaran a las praderas.

Estos anclajes fijos al sustrato sin 'muerto' disponen de boya intermedia situada a media agua para que el cabo (no usan cadena) trabaje en vertical hasta la boya de superficie, evitando así que los materiales rocen el fondo y destruyan la pradera.

Para alcanzar el objetivo de regularizar los fondeos en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar se van a eliminar los 'muertos' y cadenas que ocasionan un impacto a las praderas, un tipo de anclaje no autorizado, para instalar un sistema de campos de boyas sin impacto en el medio que pueda ser gestionado por entidades locales.

Fotos

Vídeos