La investigación se afana en averiguar cómo llegó la camiseta al Barranco de Las Agüillas

Un bombero del Poniente se desliza al interior de un pozo en Las Negras. / IDEAL

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, señala en Almería que la búsqueda seguirá «sin descanso» y sin «escatimar medios»

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁNALMERÍA

La investigación que coordinan los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) especializados en la búsqueda de personas desaparecidas se afanan en estos momentos en averiguar cómo llegó la camiseta con trazas de ADN del pequeño Gabriel al Barranco de Las Agüillas, en Las Negras, la zona en la que el pasado sábado Ángel Cruz y su actual pareja, Ana, encontraron «entre unas cañas» mientras daban un paseo durante la tarde.

A día de hoy, la prenda de interior de color blanco es la única pista certera, al menos que haya trascendido, que puede conducir a los investigadores a comprender qué pudo pasar con el niño de ocho años cuando se dirigía a la casa de sus primos, en Las Hortichuelas Bajas.

Por el momento, los agentes de la Guardia Civil tienen que aclarar como la prenda de ropa, que no estaba entre las pertenencias que denunció su familia en el momento de su desaparición, llegó al cañaveral y si realmente Gabriel Cruz la llevaba puesta en el momento de su desaparición.

Este último extremo si estaría resuelto. Y es que el Ángel Cruz, el padre del menor, se mostró convencido hace unos días al confirmar que su hijo sí llevaba esta camiseta el pasado martes, la última vez que se lo volvió a ver. No obstante, fue su pareja «quien vistió ese día al niño» y el cansancio acumulado después de tantos días provocó que los padres del desaparecido no pudieran concretar en un principio si el menor llevaba o no puesta la camiseta.

Otra de las aristas de este rompecabezas se encuentra en conocer cómo llegó esta prenda de ropa hasta el lugar donde finalmente fue encontrada. Si el padre de Gabriel está en lo cierto y el niño la llevaba puesta el día en el que se le perdió la pista, la situación dejaría varios escenarios distintos, entre ellos que fuese dejada allí a propósito por la persona o personas que supuestamente lo raptaron.

Independientemente de estas hipótesis, lo cierto es que la camiseta es clave en una investigación que espera a que el análisis que realiza el laboratorio central de Criminalística de la Guardia Civil, con sede en Madrid, arroje nuevos resultados que den luz a esta extraña desaparición.

Dispositivo

Por el momento, el dispositivo de búsqueda, que cuenta con más de 200 efectivos profesionales y más de medio centenar de voluntarios, no pierde de vista la zona donde se encontró la camiseta, a escasos 300 metros de una depuradora y en el camino que conduce a la conocida Cala de San Pedro.

Y por el momento estos medios estarán en la zona de rastreo de manera indefinida. Así lo dejó ayer claro el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien aseguró que la búsqueda seguirá «sin descanso y sin escatimar medios» hasta conseguir que regrese a casa.

Zoido, que ayer presentó en Almería el 'Informe sobre personas desaparecidas en España' y mantuvo un breve encuentro con los mandos de la Guardia Civil que están al frente de la investigación para conocer los últimos detalles de esta, también se desplazo a Níjar para transmitirles su «apoyo y cariño» a los padres de Gabriel, Ángel Cruz y Patricia Ramírez.

«A Ángel y Patricia les reitero algo que he venido comentando a lo largo de los últimos días. Se está haciendo todo lo posible para encontrar a su hijo, para que puedan volver a tenerlo muy pronto junto a ellos», señaló el titular de Interior, al tiempo que aseguró que los progenitores se merecen «volver a ver su sonrisa», tal y como «solicitan todas las familias de personas que se han perdido».

Junto al mar, Zoido mantuvo un encuentro con los progenitores para «saludarlos, darles ánimos y que tengan esperanzas», si bien declinó comentar «ningún detalle sobre los aspectos concretos» relativos a la investigación.

«Nosotros tenemos la responsabilidad de respetar ese trabajo que se está haciendo», señaló el ministro tras dar algunos detalles del encuentro con los progenitores del pequeño de ocho años.

«Como ministro y padre me he puesto en su pellejo y les he trasladado la ilusión que tienen las fuerzas de seguridad de hacerlo lo más rápido posible y la comprensión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los mandos policiales de su situación de angustia. Ellos miraban al mar y Patricia recordaba muy emocionada como su niño quiere ser biólogo marino y expresaba su deseo de tenerlo con ella para hacerse cuanto antes a la mar con él y disfrutar de ese sentimiento. ¡Ojalá!», destacó Juan Ignacio Zoido.

El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también telefoneó ayer a los padres de Gabriel para transmitirles que pueden contar «con todos los medios» para encontrar a su hijo. Así, la búsqueda continuará por noveno día consecutivo sobre el terreno mientras la investigación lucha contra el tiempo para encontrar alguna esperanza que conduzca al pequeño.

Patricia y Ángel cuentan con «todos los medios para encontrar a su hijo». Así se lo indicó el propio Rajoy a los padres.

Desaparición de Gabriel

Fotos

Vídeos