Instinción honra a la Candelaria con su 'lluvia de papelicos'

La imagen de la virgen, rociada con miles de 'papelicos'. /IDEAL
La imagen de la virgen, rociada con miles de 'papelicos'. / IDEAL

Un millar de personas asiste a una tradición que está en vías de ser declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía

IDEALALMERÍA

Un millar de vecinos y visitantes asistieron el sábado a la festividad de la Virgen de la Candelaria, conocida popularmente en Instinción como 'virgen de los papelicos'. Actos que se iniciaron pasadas las cinco de la tarde, con la concurrida bendición de más de un centenar de roscas de pan de aceite en la iglesia de San Juan Bautista. Decoradas con flores de almendro y romero, son ofrecidas a la virgen por decenas de niños y jóvenes.

La Virgen de la Candelaria salió, a continuación, en procesión para recorrer las principales calles del casco urbano, acompañada por cuarenta músicos de la Banda Municipal Los Iris y numerosos devotos, aunque otros esperaban el paso de la imagen para lanzar miles de 'papelicos' de colores desde las terrazas, balcones y ventanas como muestra de devoción. Se arrojan también palomitas de maíz y trozos de hojas de romero y naranjo mezclados con los 'papelicos', recortados con esmero durante las semanas previas.

Tras su regreso al templo, se celebró una misa oficiada por el párroco, Eduardo Muñoz, con la interpretación por parte de Los Iris de la salve 'Encarnación coronada' y que, al término de la homilía, amenizó una degustación de ponche en la plaza Federico Salvador. La festividad concluyó con la quema de la zorra y verbena popular con la orquesta Azul Mediterráneo.

El Ayuntamiento de Instinción está gestionando con la Delegación de Turismo la declaración de Fiesta de Interés Turístico en Andalucía. No en vano, a la fuerte devoción hacia la Virgen de la Candelaria se une la peculiaridad del lanzamiento de miles de 'papelicos' de colores a su paso. Y es muy característica la bendición de las roscas de pan, así como la presencia de una tarta junto al altar donada por las panaderías del pueblo que, posteriormente, se rifa entre los compradores de las papeletas y cuya recaudación se destina a la parroquia.

Fotos

Vídeos