El fallecido en La Isleta practicaba snorkel momentos antes de pedir auxilio en un mar en calma

Lamentan la muerte de este hombre de origen vasco y que se encontraba en El Ejido de vacaciones

EUROPA PRESSALMERÍA

El hombre de 51 años que falleció este miércoles en la Isleta del Moro, en Níjar (Almería), se encontraba en el mar practicando snorkel a "unos 200 o 300 metros" de la orilla cuando, en un momento determinado, comenzó a "agitar los brazos" para pedir auxilio, de modo que unos particulares se aproximaron hacia él con una barca, a la que la víctima habría subido "semiinconsciente", y lo llevaron a tierra donde intentó de ser reanimado por una médico del 061 residente en la zona y que, casualmente, se encontraba en la playa.

Así lo ha explicado a Europa Press el concejal de Playas del Ayuntamiento de Níjar, Alexis Pineda, quien ha lamentado el fallecimiento de este hombre de origen vasco y que se encontraba en El Ejido de vacaciones, de forma que había realizado una escapada hacia el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar desde su residencia vacacional con un acompañante.

Según la información recabada por el Consistorio, la víctima llevaba en torno a "dos horas" en la zona realizando prácticas subacuáticas, de modo que en algún momento salió del agua y volvió a entrar ante algo que habría llamado su atención. "Llevaba bastante tiempo ahí y parece que sufrió algún tipo de accidente o infarto", ha apuntado el edil, quien ha señalado, no obstante, que la autopsia que se le practica en la mañana de este jueves en el Instituto de Medicina Legal (IML) revelará las causas concretas del deceso.

En cualquier caso, ha apuntado que no hubo "ningún problema de corriente ni nada así", puesto que el mar estaba en calma. Así, según ha detallado el concejal, cuando el hombre comenzó a pedir auxilio, unos bañistas se acercaron con una barca para extraerlo del mar, con lo que incluso el rescatado llegó a vomitar dentro de la embarcación.

Una vez en la orilla, se intentó reanimar a la víctima, para lo que los socorristas, que ya habían finalizado su jornada laboral, regresaron hasta el lugar del suceso con un desfibrilador, aunque no pudieron hacer nada para salvar su vida. Según el 112, tras recibir una llamada pasadas las 20,30 horas, dio aviso a Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil así como a los efectivos sanitarios.

Se trata del primer fallecimiento por accidente acuático que se produce durante esta temporada en las playas de Níjar, que desde hace dos años ha reforzado sus sistemas de vigilancia e información para evitar ahogamientos en el mar. En este sentido, el pasado año registró dos fallecimientos en la playa de Las Negras: uno de un bañista que practicaba buceo y otro fuera de la época estival, el 30 de septiembre.

"Tenemos que intentar que no haya ningún ahogamiento", ha apuntado Pineda quien ha advertido el temporal previsto para los próximos días toda vez que ha felicitado a los socorristas del municipio por el "grandísimo trabajo" que realizan esta temporada. "Cada fallecimiento es una tragedia personal, pero tenemos que pensar en la gente que estamos salvando", ha apuntado.

Fotos

Vídeos