De estar en un desguace a lucirse por las calles de Tíjola

De estar en un desguace a lucirse por las calles de Tíjola

La familia Salas recupera un Citroën 2CV Charleston que estaba desguazado en Purchena

ANTONIO ARENASTÍJOLA

El mismo año que se celebraba el Mundial de Fútbol en España comenzaba su rodaje el protagonista de esta semana: el Citroën 2CV6 Charleston, perteneciente a la colección de la familia Salas, de Tíjola (Almería), al que han adjudicado el número 14, como se puede leer en su parte trasera y que comparte con IDEAL Rafael Salas, el primogénito de seis hermanos, cuatro varones y dos mujeres, que reconoce tener el gusanillo por los clásicos 'por culpa' de su padre y de sus hermanos Miguel, al que califica como «alma de la colección Salas, y de Antonio, el manitas», considerándose a sí mismo como un simple «advenedizo». Sin embargo, este abogado de profesión en su tierra, donde lleva ejerciendo más de 30 años, afirma que «siempre me han gustado los coches, pero nunca había estado vinculado a los clásicos hasta que a través de mis hermanos participo con ellos en algunas concentraciones e intensamente en las restauraciones, como en el caso del Charleston».

También cuenta que lo compraron hace unos cinco años. «Lo trajimos a trozos desde Purchena pues estaba desguazado entero. El chasis por una parte, el motor, capó y aletas por otra. Era de un señor que tenía varios coches antiguos que desgraciadamente falleció. La idea era quedármelo y montarlo, la restauración interior la ha llevado a cabo fundamentalmente mi hermano Antonio, para la mecánica nos echó una mano un mecánico del pueblo», señala. Las piezas que han necesitado para esta restauración han conseguido que sean repuestos originales localizado en 'Pasión 2CV Mehari', de Alicante, dedicada exclusivamente a esta marca. También ha sido necesaria la labor paciente de su hermano y de él mismo. Una vez en marcha ha participado en varias concentraciones de Tíjola, Caniles, Huéscar y Vélez Rubio. En el momento del reportaje el cuentakilómetros marca 32.639 kilómetros, de los que ellos habrán hecho solamente unos 2.600 kilómetros, los suficientes para comprobar que en efecto, como decía su eslogan publicitario, «se vuelcan pero no se caen». Así lo ratifica Rafael, ya que «en una curva la puedes tomar todo lo inclinado que quieras, pero volcar no va a volcar nunca». Cuando se le piden más curiosidades del vehículo, señala los dos caballos del capó que lo identifican, pues «llaman mucho la atención». Además, con la introducción del Citroën Dyane se planeaba el final de los tiempos del 2CV, hecho que estaba previsto ocurriera en 1983. Los modelos de la edición especial de Charleston habían aparecido en 1980. En 1981 se lanzó la edición limitada de James Bond con los agujeros de bala pegados. Este coche era una réplica del 2CV6 que realizó una inmersión cuesta abajo emocionante en la película 'For Your Eyes Only'.

Tíjola está situado al noroeste de la provincia, en el Valle del Almanzora, entre los pueblos de Olula del Río y Serón. Rafael cuenta que los monumentos más emblemáticos son la iglesia parroquial de Santa María, del siglo XVII, y la Ermita-Santuario de la Virgen del Socorro, que ofrece una estupenda panorámica del Valle de la Almanzora. También habla de la balsa de Cela, que tiene un caudal constante de alrededor 40 litros y una temperatura constante entre los 22 y 24 grados, «fuente de riqueza, puesto que riega la vega de municipio y en el verano es un centro de concentración comarcal, sobre todo en torno a las fiestas de San Juan». Para comer recomienda la comida tradicional como el potaje de Cuaresma con bacalao, las gachas, las migas, y en cuanto a establecimientos habla del restaurante 'La Tienda', en el centro del pueblo, el Restaurante El Polígono ya con más aforo y donde también ofrecen comidas de calidad, así como los restaurantes de la balsa de Cela.

El Charleston que se iba a llamar Dolly

Efrén de Zaragoza le dedica en la web www.doscaballos.org un amplio artículo a la historia y evolución del 2CV Charleston, por lo que se sabe que este modelo se presentó en el Salón de París de 1980. Su diseñador, Serge Gevin, quiso dar a su obra el nombre de 'Dolly' en homenaje a las 'Dolly sisters', pero finalmente se impuso el nombre de Charleston propuesto por Citroën. Llama la atención el estilo retro gracias a unas curvas y una combinación de colores acorde con las pinturas de los años 20. Por ello no es casualidad que se eligiera como nombre para la pintura el apellido Delage para el granate de los primeros modelos. Citroën comenzó a ofrecerlo a partir de julio del 81 dentro de la gama, con lo que los primeros compradores pierden el 'plus' de la exclusividad del modelo. Ello supuso que muchos más compradores tuvieran acceso al que se ha convertido en el modelo con mas tirón de la marca. Los colores comercializados fueron el rojo delage/negro, amarillo helios/negro y gris cormoran/gris nocturno. Las características generales son faros redondos cromados, asientos grises cosidos en rombos y claxon sujeto en uno de los brazos de sujeción de los faros. Diez años antes se había presentado el Citroën 2CV 6 con un rendimiento de 32,5 CV y 115 km/h, con nueva calandra de cuatro lamas de color blanco o negro mate, según versiones. En 1982 finalizó la producción del 2CV en la factoría de Vigo y se comenzó a importar desde Francia con un motor de 35 CV, 120 km/h de velocidad punta y frenos de disco en las ruedas delanteras. La producción del 2CV en Francia finalizó en 1987 y se mantuvo en producción en Portugal hasta 1990, siendo un Charleston la última unidad fabricada. Este largo periodo de fabricación convirtió al dos caballos en el 5º coche más vendido de la historia.

Fotos

Vídeos