Uno de cada cuatro pascueros españoles los produce Almería

Uno de cada cuatro pascueros españoles los produce Almería

El sector provincial de la planta ornamental decora la Navidad 2,1 millones de flores de Pascua

JOSÉ ESTEBAN RUIZALMERÍA.

La flor de Pascua ya ha comenzado a salir de los invernaderos de Almería rumbo a millones de hogares españoles. La Navidad se hace más florida con las plantas que desde el mes de mayo, aproximadamente, crecen bajo abrigo en tierras almerienses. Y es que, la aportación del sector de planta ornamental de esta provincia es la más importante dentro del contexto nacional. No en vano, supone casi el 25% de la producción total en España. Es decir, de cada cuatro poinsetias que lucirán durante el próximo mes y medio en este país, una se produce en Almería. Tradicionalmente ha mandado en la oferta. Venida a menos durante los años de la crisis, debido a una caída del precio, y por tanto, de la rent abilidad, pero que poco a poco ha vuelto a recuperar su sitio y volver a colocarse por encima de los dos millones de unidades vendidas para decorar las mesas en estas fiestas tan especiales para millones de españoles.

La información que baraja actualmente el sector de la planta ornamental almeriense apunta a que en el país la producción de poinsetia esta campaña ronda los 8,5 millones de unidades, teniendo en cuenta todas las variedades. De este total, Almería supera los 2,173 millones de estas plantas.

En el caso del conjunto de la oferta española la cantidad ofertada para la presente temporada, de cara a las fiestas navideñas, aumenta en relación a la pasada, ya que las estimaciones actuales colocan en 250.000 unidades aproximadamente la producción actual sobre las cifras alcanzadas en 2016.

España apunta este año a un aumento de la oferta de pascueros, hasta llegar a 8,5 millones de unidades

Esta tendencia, sin embargo no se manifiesta en la provincia ya que la información que se maneja en el sector apunta a una reducción aproximada de 10.000 unidades, ya que el año pasado Almería produjo más de 2,184 millones de pascueros.

En Rosaplant, una empresa con tradición en la producción de estas plantas navideñas, entienden que esta reducción viene dada por una menor actividad entre los pequeños productores, bien entidades, bien agricultores especialistas en este tipo de producto ornamental. En estos casos, esta caída se puede llegar a notar en mayor medida. En el caso concreto de Rosaplant, explicó su gerente, este año han reducido su producción en 60.000 unidades. «En años anteriores hemos alcanzado las 220.000, incluso superar las 240.000, pero este año nuestra oferta se sitúa en 160.000 pascueros».

Los 'grandes' con la llegada de la crisis dejaron de lado este cultivo. Los precios se resintieron y progresivamente apartaron la flor de Pascua de su oferta. La subida de la cotización ha traído de vuelta al negocio a semilleros y viveros, que, después de haber dejado en el olvido esta producción, ha vuelto a buscar en ello una alternativa productiva. Así, este hueco dejado por los pequeños productores hoy lo ocupan de nuevo grandes empresas dedicadas a las plantas ornamentales y los semilleros que tratan de diversificar su producción anual para mantener su actividad más 'viva' durante una época en la que tienen una menor demanda de otros productos, y por tanto cuentan con un espacio que dedican a la producción de plantas, en este caso, pascueros. La cobertura de estos espacios con la flor de Pascua, les ofrece una salida para cubrir costes.

Para los que tradicionalmente se han dedicado al cultivo de pascueros, y que ahora han ajustado a la baja sus producciones, o han cambiado de planta, la diplademia está siendo un producto al alza. «Está creciendo mucho, ocupa el espacio temporal de la poinsetia, pero además se extiende seis meses más su comercialización, cerrando un ciclo anual completo», explicó José Gabriel Valero, gerente de Rosaplant. Y es que, el adorno navideño tiene fecha de caducidad. No porque no perdure en el tiempo la planta, sino porque su comercio se reduce a pocas semanas durante el año. Un corto periodo en el que los agricultores tienen que recuperar la inversión realizada durante gran parte del año, y obtener ese beneficio que le permita mantener a flote el negocio.

Precios mantenidos

Los precios se están manteniendo en las últimas campañas, en el tiempo que transcurre desde la salida de la crisis económica que azotó al país, ya que este producto, como aclaró Valero, «se vende íntegramente en el mercado nacional». Hace tres años, contó el gerente de Rosaplant, «se pudo incrementar el precio, pero desde entonces se ha mantenido». La crisis «es cierto que redujo notablemente el valor de los pascueros», un producto decorativo cuya demanda decreció en plena crisis, incidiendo en el precio de venta de la unidad en origen. Entonces, llegó a pagarse, por momentos, por debajo de 1,50 euros la planta, algo que, como confirmó José Gabriel Valero, «es insostenible y nada rentable para el productor, ya que a ese precio no se cubren los coste ni los que marcan la inversión y gastos, ni tampoco los que se deben contemplar, por ejemplo, de las mermas de producción que se tienen cada campaña».

El margen es muy pequeño y «cuando tienes problemas en la producción, echamos la campaña por alto», dijo Valero. Y es que, a pesar de que la oferta se reduzca «es muy complicado que la cotización suba, a diferencia de otros productos, como los productos hortofrutícolas bajo de la tierra».

Actualmente el formato estándar (maceta del 14 y 15), el que predomina por encima del resto ya que del mismo se producen más de 1,7 millones de unidades en la provincia, marca una cotización en origen que oscila entre 1,75 euros y 1,85 euros la unidad. Pero esta cotización «es muy justa para mantener la rentabilidad, por ejemplo en campañas en las que nos encontremos con problemas y perdamos volumen». En Murcia, por ejemplo, se paga algo más cara, alrededor de 10 o 15 céntimos de euro más cara. «A medida que avanzamos en la geografía española hacia el norte la flor incrementa su precio para el productor. Los compradores utilizan la distancia -coste en transporte- para presionar a la baja en la negociación del precio de la poinsetia», explicó el gerente de Rosaplant.

En este punto «Almería pierde competitividad frente a otras zonas productoras, tales como Murcia, Comunidad Valenciana o Cataluña». La única baza que juega a su favor para obtener mayores ingresos, y es lo que marca una buena o mala temporada de pascueros es el volumen, la capacidad de producción de los agricultores y empresas almerienses. Lo mismo ocurre en otras zonas de Andalucía que también se dedican a la producción de la flor de Pascua. Una de las provincias que también destaca en esta faceta es Málaga.

A los pequeños y medianos productores, como Rosaplant, explicó José Gabriel Valero, «no nos interesa cerrar contratos con las grandes cadenas de distribución» ya que «presionan a la baja en precios, hasta el punto que no son rentables»

Más demanda en noviembre

La demanda este año está siendo más 'alegre' durante el mes de noviembre, «si se compara con la que se registraron años anteriores», apuntó Valero. La comercialización de este producto se extiende durante un mes, concentrándose el mayor volumen de operaciones durante dos semanas, aproximadamente. Este año, el flujo de plantas al mercado ha llegado un poco antes, y como apuntó Valero, está siendo más animado. Y es que, Rosaplant, en concreto, a fecha de hoy el año pasado y el anterior, por ejemplo, había enviado al mercado 3.000 unidades, aproximadamente, mientras que esta campaña, ya envió alrededor de 20.000 plantas navideñas. «La venta está siendo más fuerte». El gerente de esta empresa afirmó que los primeros envíos, en lo que a esta entidad se refiere, comenzaron el pasado 11 de noviembre.

La incertidumbre, como en toda actividad agraria, no queda al margen de esta actividad. Todo lo contrario. Sin embargo, dado el comienzo de la venta, y visto que esta campaña, hasta el momento, no se han registrado problemas en el proceso de producción, las previsiones, como apuntó Valero, son buenas. No obstante, «todo puede cambiar con la llegada de una climatología adversa durante la venta».

Fotos

Vídeos