Cospedal pone a dieta a la Legión

Legionarios durante un test de aptitud física./BRILEG
Legionarios durante un test de aptitud física. / BRILEG

Entre medio y un kilo a la semana se considera pérdida ideal

J. T.Almería

El problema del sobrepeso conforma «un escenario difícil en el que se hace necesario reaccionar con prontitud», según recoge un informe interno del cuartel general de la Brigada de La Legión, ayer aireado por distintos medios de comunicación.

En este sentido, la situación del personal de esta Gran Unidad «demanda una serie de medidas», encaminadas a paliar el problema, que según el referido informe viene determinado por algunos factores como «la media de edad alta de los efectivos de la BRILEG, desgaste físico importante, falta de medios e instalaciones deportivas, y una sensación general de conformismo ante este problema de sobrepeso».

El Plan

Esto ha motivado la aplicación del Plan IMC (Índice de Masa Corporal) que contempla medidas de tipo psicológico, físico, sanitario, incluso disuasorios por el incumplimiento de las mismas.

«Una adecuada presencia y preparación física, así como un estado de salud adecuado son exigencias del militar que han de ser desarrolladas en su grado máximo por La Legión. El legionario ha de comprender que el mero apto en el TGCF (Test General de Condición Física) no conlleva el cumplimiento de todos los requerimientos para él. Sin una mayor exigencia, estaríamos condenados a la pérdida de prestigio como unidad de combate», indica el documento.

Determinar el Índice de Masa Corporal (IMC) es extensivo a más de 3.000 efectivos

El Plan se hace extensivo a los más de 3.000 legionarios de la Brigada de La Legión, pertenecientes a unidades con destino en Viator (Almería) y Ronda (Málaga), mediante un reconocimiento médico que determine su índice de masa corporal, conforme con lo establecido por la OMS (Organización Mundial de la Salud). Los legionarios con índice 27-30 (sobrepeso) serán objeto de un seguimiento anual; con 30-35 (obesidad leve) semestral y con más de 35 (obesidad media o severa) trimestral. El Plan no establece diferencia de sexo en el IMC, «considerándose que lo ideal es perder entre 0,5 y 1 kilo a la semana». Las unidades contarán con un mando responsable de su seguimiento, que aplicará un ejercicio individualizado y controlará su peso.

Medidas coactivas

Asimismo el Plan especifica que «asumir que la aparición del problema del sobrepeso está relacionado con una falta de profesionalidad no siempre es correcto», pues ocasionalmente «puede haber detrás un carácter cultural, patológico o incluso psicológico que debe ser abordado adecuadamente».

El Plan prevé la aplicación de medidas de «manera progresiva» de carácter coactivas a quienes no pierdan peso en uno o varios controles y serán incluidos con carácter forzoso en un programa con un especialista en nutrición. También la no participación en determinados actos militares, paradas, desfiles de Semana Santa, juras de bandera o charlas, misiones en el exterior, puede quitarles el complemento de dedicación especial (CDE). En el supuesto de una «posible pérdida de aptitud psicológica» se puede llegar a perder el empleo dentro del Ejército.

Fotos

Vídeos