La asociación de transportistas de Almería rechaza un impuesto de Francia a los camiones que atraviesan el país

Imagen de archivo./IDEAL
Imagen de archivo. / IDEAL

Almería ocupa el tercer puesto en España en cuanto a número de empresas por lo que "resulta muy preocupante y supondría un incremento del coste del servicio que ellos no podrían repercutir"

EUROPA PRESSALMERÍA

La Asociación Territorial de Transportistas de Almería (Atralme-Fenadismer) ha rechazado la iniciativa francesa de imponer una tasa o impuesto a los transportistas que atraviesan el país galo y que afectará a "los más de 100.000 camiones españoles que realizan transporte internacional", dado que "Almería ocupa el tercer puesto en España en cuanto a número de empresas" por lo que "resulta muy preocupante y supondría un incremento del coste del servicio que ellos no podrían repercutir".

La secretaria general de Atralme, Yolanda García, ha recordado que "ya es la quinta vez que el Gobierno francés intenta establecer la imposición de la ecotasa a los camiones tanto nacionales como extranjeros que transiten por sus vías".

En esta línea, la entidad ha insistido en su rechazo a la ecotasa francesa dado que "España será uno de los países más afectados" puesto que "la gran mayoría de los flujos de transporte de mercancías por carretera con origen o destino a la Unión Europea, deben utilizar obligatoriamente la red viaria francesa, por la que transitan más de 100.000 camiones españoles autorizados para realizar transporte internacional".

Asimismo, ha incidido en que la mayoría de los productos españoles que se exportan "tienen un bajo valor intrínseco", por lo que el establecimiento de la tasa "provocaría un importante incremento del precio final de la mercancía al situarlo en los mercados centrales europeos, y por tanto, una pérdida de competitividad frente a los productos de terceros países".

Desde Fenadismer han considerado que el sector del transporte por carretera "ya aporta suficientes recursos a las arcas públicas francesas vía impuestos", ya que el Gobierno francés "acordó establecer en 2016 una impuesto adicional de cuatro céntimos por litro sobre los carburantes, en sustitución de la fallida ecotasa, lo que le ha permitido recaudar anualmente más de 6.000 millones de euros".

Que no prospere

Por su parte, fuentes de Asaja Andalucía esperan que esa propuesta no salga adelante "igual que ocurrió con la ecotasa en 2013, que fue una idea que se tuvo que abandonar por oposición de los propios franceses", han indicado fuentes de dicha organización.

Fotos

Vídeos