Almería incrementa un 11% la cifra de donantes de sangre y exporta hemoderivados

Un donante participa en una maratón de colecta de sangre. /M. G.
Un donante participa en una maratón de colecta de sangre. / M. G.

El número de nuevos donantes de sangre y plasma supera los 1.300 y son mayoritariamente mujeres, de entre 40 y 50 años de edad

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

El número de donantes que, hasta ayer, habían acudido al Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Granada-Almería en la provincia almeriense o a alguna de sus colectas en el territorio provincial ha crecido en prácticamente un millar de personas respecto al mismo periodo del año anterior. Esto es un 10,85%, unas cifras que aseguran la dotación suficiente para posibles transfusiones en los centros hospitalarios de Almería e, incluso, la colaboración en la red andaluza de centros de hemodonación. Concretamente, el número de personas que han colaborado de forma altruista con la dotación de sangre, plasma y hemoderivados en la provincia ha pasado de 8.383 el pasado año (entre el 1 de enero y el 13 de junio) a los 9.293 de este año corriente.

Pero no sólo se crece en número de donantes, sino también en número de donaciones -los donantes, en función de sus condiciones físicas, pueden donar varias veces al año-. En lo que va de año el número de donaciones se ha situado en 10.713, (9.495 de sangre y 1.218 de plasma). Es un 9,51% más que lo arrojado durante el mismo periodo del año anterior, cuando el número total de votaciones se quedó en 9.782 (8.625 de sangre y 1.155 de plasma).

Estos esperanzadores datos del Centro de Transfusión Sanguínea de Almería permiten confirmar hoy, Día Internacional del Donante de Sangre, no sólo que Almería es autosuficiente para los requerimientos de hemoderivados de los hospitales públicos del Servicio Andaluz de Salud en la provincia (Torrecárdenas, Poniente, La Inmaculada y El Toyo), sino que en los momentos de necesidad puede llegar a suponer el salvavidas de otras zonas sanitarias carentes de un elemento básico para el tratamiento sanitario en operaciones programadas o en situaciones de emergencia que no se puede fabricar y que sólo puede provenir de la solidaridad de los ciudadanos.

Los datos arrojan asimismo un buen síntoma: una mayor concienciación social que invita a cada vez más donantes nuevos a ofrecer su sangre por primera vez. Concretamente, y en los primeros cinco meses y medio del año, 1.346 donantes han acudido al centro provincial de hemodonación o a los puntos de recogida sanguínea en la provincia -se organizan colectas de forma cíclica en todos los municipios y en espacios de gran concentración de personas, como el Campus de la Universidad de Almería en La Cañada-. Esto supone un crecimiento del 14,8% con respecto al año pasado. Principalmente en un campo que era antes minoritario, el femenino. Más de la mitad de los donantes que acuden por primera vez a mostrar su solidaridad son mujeres.

La mayor parte de las donaciones recolectadas, el 37%, son del grupo 0+, el más común, seguido del A+, con un 33%. La sangre universal, el 0-, supone un 9% de las donaciones recolectadas en estos rimeros meses del año. Además, el donante tipo tiene entre 40 y 50 años de edad seguido de cerca de personas de entre 30 y 40 años.

«Hemos crecido en donantes, en donaciones y en jóvenes, lo que es una muy buena noticia», valoraba ayer Aref Laarej, director del Centro de Transfusiones de Almería. «Además, nuestros centros de donación pasan inspecciones voluntarias que nos permiten ser poseedores de todas las acreditaciones existentes en calidad», remitió. «Hay que agradecerle a los donantes su colaboración, sin ellos, el sistema caería en la carencia. Gracias por su apoyo desinteresado, por su tiempo y por su compromiso con la sanidad en Andalucía».

Un trabajo en el que cuenta con la complicidad de la que hasta hace pocos días era la Hermandad de Donantes de Sangre de Almería -ha cambiado su nombre por el de Asociación Donantes de Vida-. Una directiva de menos de una veintena de personas participa de forma activa en las colectas de forma absolutamente desinteresada para colaborar con la recogida de sangre, plasma y otros. Un trabajo cuyos frutos corroboran las cifras estadísticas.

Almería ha llegado incluso a colaborar con bancos de sangre de provincias como Málaga y Cádiz que han padecido algunas carencias en fechas de Semana Santa y Navidad, que es cuando menos donantes acuden a colaborar. «Estamos trabajando para hacer frente a los picos bajos mediante una recolección de mayor stock durante los meses previos. Por eso hacemos más colectas, organizamos el maratón de donación o acudimos a sitios en los que hay una mayor afluencia de personas. En cualquier caso es algo que en Almería no ocurre. Aquí se dan 20.000 colectas, más que transfusiones se necesitan», adujo Laarej.

Fotos

Vídeos