Almería contará con un equipo provincial de seguimiento contra el acoso escolar

La iniciativa es pionera a nivel nacional e integrará a diferentes profesionales del ámbito educativo almeriense. / J. L. P.

Es una nueva medida que busca la protección de los alumnos y que se suma a la estrategia por la convivencia en los centros educativos

J. L. P.ALMERÍA

Este nuevo curso contará con los equipos provinciales de seguimiento del acoso escolar y el ciberacoso, una nueva actuación incluidas dentro de una estrategia global por la convivencia en los centros docentes. En este sentido, ya se celebró la primera sesión de la recién creada Comisión de Políticas para la Protección de la Infancia, en la que se destacó el carácter pionero de esta iniciativa que se convierte en referente para el resto del país en cuanto a la adopción de medidas de prevención y lucha contra las conductas contrarias a las normas de convivencia en las aulas.

Estos equipos cuentan con la participación de las jefaturas provinciales de Ordenación Educativa, la Inspección Educativa, la coordinación del Área de Acción Tutorial, los gabinetes provinciales de asesoramiento sobre convivencia escolar y, en aquellos casos en los que pueda estar implicado alumnado con problemas o trastornos graves de conducta, el equipo de Orientación Educativo. Sus funciones son coordinar los distintos órganos implicados, asesorar a los centros docentes y llevar el registro provincial de los casos detectados.

La creación de estos equipos quedó establecida en el protocolo específico de actuación ante supuestos casos de abuso a través de medios tecnológicos puesto en marcha a principios de este año 2017, y que venía a complementar lo determinado en el protocolo sobre acoso escolar aprobado en 2011. En este sentido, desde la Consejería de Educación se subrayó que «el sistema educativo andaluz dispone de un marco normativo muy desarrollado y que contempla un amplio conjunto de medidas favorecedoras de un adecuado clima de convivencia en las aulas, promoviendo la educación en los valores democráticos, la inclusión y la igualdad».

El objetivo final es el desarrollo de una estrategia global para la convivencia escolar, desde el convencimiento de que «su mejora es clave en la calidad y el éxito educativo».

De igual forma, se hizo hincapié en que existe una percepción positiva del clima de convivencia en los centros docentes por parte de la comunidad educativa, según el informe balance del Observatorio para la Convivencia Escolar. Los datos del Observatorio indican que el 92% del profesorado de Educación Primaria y el 75% de Secundaria declaran un alto grado de satisfacción con las relaciones interpersonales con su alumnado. Por su parte, el 88% del alumnado de Primaria y Secundaria valora las relaciones que tiene con sus compañeros como «buenas» o «muy buenas», y el 95% de las familias considera como «satisfactorio» o «muy satisfactorio» el ambiente del centro donde estudia su hijo.

Asimismo, y en relación con el cumplimiento de las normas de convivencia, el informe refleja que el alumnado que ha realizado conductas gravemente perjudiciales es del 1.88%, mientras que el fenómeno del acoso escolar se sitúa en torno al 0.03%, es decir, 358, una cifra que se entiende poco significativa.

Fotos

Vídeos