El acceso al puerto de la capital por la A-7, El Ejido y Campohermoso estrenarán radares

Los tres nuevos dispositivos tendrán el mismo aspecto que el que aparece en la imagen./IDEAL
Los tres nuevos dispositivos tendrán el mismo aspecto que el que aparece en la imagen. / IDEAL

Los dispositivos fijos que hay instalados en la provincia interpusieron más de 7.000 sanciones el pasado año

Fran Gavilán
FRAN GAVILÁNALMERÍA

La red de carreteras de la provincia de Almería va a contar dentro de unos meses con tres nuevos radares fijos. Según ha podido confirmar IDEAL, la Jefatura Provincial de Tráfico ya tiene la ubicación exacta de los nuevos dispositivos de control de velocidad, que se añadirán a los once de carácter fijo que ya están instalados por el territorio almeriense.

En concreto, la Dirección General de Tráfico (DGT) va instalar tres dispositivos en carreteras secundarias de la provincia. Se trata de unos dispositivos de última generación, exactamente iguales a la imagen que acompaña esta información. Uno de ellos, cuya instalación ya ha finalizado, se localiza en el kilómetro 9 de la carretera AL-3111, entre la salida de la Autovía del Mediterráneo y Campohermoso. El segundo dispositivo irá ubicado en el kilómetro 0,5 de la carretera AL-14, es decir, la vía que une la salida 438 de la Autovía A-7 con el acceso a la ciudad por el puerto. Dicha vía cuenta con dos carriles ascendentes y un descendente, y la velocidad está limitada a 90 kilómetros por hora.

El último de estos nuevos radares se localiza en otra vía convencional. Se trata del kilómetro 5 de la carretera A-358, que une las localidades de El Ejido y Berja. Cabe recordar que esta vía es una de las que registra más accidentalidad en la provincia de Almería. Uno de los últimos accidentes mortales en esa carretera se produjo el pasado 16 de noviembre. Un hombre de 46 años falleció al colisionar frontalmente la furgoneta que conducía con un trailer en la citada vía, a su paso por la localidad almeriense de Dalías.

A falta de cinco días para que acabe 2017, las vías del territorio almeriense ya han contabilizado 22 muertes, 79 heridos hospitalizados y 973 heridos leves en accidentes de circulación. Tal y como se refleja en la estadística facilitada por la DGT, la inmensa mayoría de estos percances, por no decir prácticamente la totalidad, se registraron en vías secundarias del territorio almeriense y en casi todos los casos el exceso de velocidad o las distracciones al volante fueron determinantes en estos siniestros.

De hecho, las denominadas carreteras secundarias han contabilizado entre enero y diciembre de este año 16 accidentes mortales, de los que cuatro han sido provocados por salidas de vía y otros cuatro por choques frontales. El último de estos accidentes mortales se registró el pasado 26 de noviembre. Un conductor de 44 años perdió el control de su vehículo cuando circulaba por la carretera N-340, en el término municipal de Vera, frente al pabellón 'Blas Infante', y se precipitó por un terraplén.

Por ese motivo, la decisión de Tráfico de instalar los nuevos radares en carreteras secundarias es algo evidente, al igual que también procede que estos nuevos dispositivos vayan ubicados en algunos de los 414 kilómetros que la DGT tiene marcados dentro de los puntos más conflictivos del territorio almeriense, es decir, aquellos en donde más accidentes mortales y con víctimas se producen. Este es el caso del dispositivo que finalmente irá ubicado en la A-358, entre El Ejido y Berja.

Exceso de velocidad

Tal y como ocurre con el resto de radares fijos y móviles, Tráfico anunciará y dará a conocer la ubicación de todos los radares. El objetivo no es otro que concienciar a los usuarios de que un uso excesivo de velocidad está detrás de la inmensa mayoría de accidentes de tráfico con víctimas mortales y hospitalizadas.

Un total de siete personas han fallecido este año en accidentes producidos por una salida de vía y cuatro por colisiones frontales, es decir, producidas por un adelantamiento indebido. Otros dos decesos se registraron por despeñamientos y tres de las víctimas se produjeron por impactos frontolaterales.

Y en la mayoría de estas ocasiones el exceso de velocidad está estrechamente relacionado. Una cuestión que también se puso de manifiesto durante la última campaña contra el exceso de velocidad llevada a cabo por la DGT en territorio almeriense.

Y es que durante este dispositivo, llevado a cabo a principios del pasado mes de septiembre, el exceso de velocidad volvió a ser la infracción más repetida entre los conductores almerienses. Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, apoyados por el sistema de radares móviles, interpusieron durante dicha campaña un total de 277 sanciones por pisar el acelerador.

Cabe recordar que el exceso de velocidad sigue siendo la infracción más repetida entre los conductores almerienses tras once años desde que se implantó el permiso por puntos. Sólo el pasado año la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, apoyados por las policías municipales de las localidades almerienses, interpusieron un total de 13.610 sanciones en territorio almeriense por circular a más velocidad de lo permitida.

De estas multas, un total de 7.681 provinieron de alguno de los once radares fijos instalados en la provincia y el resto, 5.929 sanciones, fueron interpuestas por la Guardia Civil a través de dispositivos móviles.

El 77% de estas sanciones fueron interpuestos a los conductores que superaron en 20 kilómetros horas el límite de velocidad establecido. Y en el perfil que más se repite entre dichas multas se encuentra un hombre, de entre 25 y 34 años. De hecho, cuatro de cada diez sancionados con multas de tráfico van a parar a jóvenes menores de 34 años.

Asimismo, los hombres cometen ocho veces más sanciones que las mujeres y pierden más puntos, algo que también se demuestra en los cursos de recuperación o en aquellos conductores que han perdido todos los puntos, donde la estadística se eleva hasta el 90% para el sexo masculino.

Fotos

Vídeos