Un 40% de las academias de inglés no cumplen con los requisitos legales

Alumnos, durante una clase de inglés en una academia homologada./IDEAL
Alumnos, durante una clase de inglés en una academia homologada. / IDEAL

La asociación Aceia pide un aumento de la vigilancia para evitar el intrusismo en el sector que ha proliferado en los últimos años

J. L. P.Almería

Hasta un 40% de las academias de inglés inspeccionadas en Andalucía no cumplen con la legalidad en un sector que mueve unos 500 millones de euros en la región, una estadística que, aseguran empresarios almerienses, es muy similar en la provincia. Es por este motivo que la asociación que las agrupa pide medidas contundentes para evitar este fraude que afecta a las empresas y a los consumidores.

La Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas (Aceia), la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA) y los principales organismos certificadores Trinity y Cambridge se han unido para pedir un aumento de la vigilancia por parte de la administración ante la certeza de la existencia de 'academias fachada'. Según esta organización, los 'centros piratas', a pesar de que han visto frenado su crecimiento durante el año 2017, siguen aumentando en número y provocando un daño al consumidor, a los propios trabajadores de estos centros, que en muchas condiciones soportan unas condiciones muy precarias, y atacan a un sector legalizado y a los propios organismos certificadores.

Según datos de las inspecciones realizadas por Consumo, más del 40 % de los centros visitados no cumplen con la legalidad establecida, de los que ninguno de ellos están integrados en Aceia. En este sentido, la asociación, que agrupa a 119 escuelas, solicitó, con la mediación de la UCA, su adhesión a la Junta Arbitral de Consumo de la Junta de Andalucía, para garantizar la máxima protección a los consumidores de idiomas. Ambas entidades mantienen un convenio de colaboración desde 2013, que vienen reforzando en los últimos meses, impulsando la revisión del decreto que regula los Centros Privados de Enseñanza en Andalucía y trabajando conjuntamente en el proceso de adhesión al Sistema Arbitral de Consumo de la red de 119 centros asociados de Aceia.

Al mismo tiempo, se vienen alcanzando desde julio convenios provinciales para compartir información de primera mano en materia de consumo y poder transmitirla en tiempo real al organismo competente. Aceia está integrada por 76 empresas dedicadas a la enseñanza de idiomas, que suman un total de 119 centros de formación, al contar muchos socios con más de un centro de formación. Al mismo tiempo, Aceia representa a un colectivo de trabajadores directos de 2.850 personas, con 1.404 profesores y 520 administrativos. En total, más de 122.000 alumnos acuden cada año a los centros asociados a Aceia. Aunque este colectivo, asegura, que no deja de recibir solicitudes de adhesión, el proceso de aceptación se basa en criterios «muy estrictos y rigurosos, para preservar la calidad y combatir el intrusismo y la falta de profesionalidad».

El trabajo a nivel provincial se considera «clave» para frenar este fraude que ha ido aumentando su dimensión ante lo que los empresarios del sector consideran una auténtica «burbuja lingüística», provocada por la necesidad de cada vez más usuarios por contar con una certificación que les permita avanzar en sus objetivos tanto en el plano académico como profesional.

Fotos

Vídeos