Ideal

El acusado del crimen machista de Huércal acepta seis meses de multa por obstrucción a la justicia

  • No se presentó en dos ocasiones como testigo para otro juicio tras las correspondientes citaciones

F.S.G.S., el hombre de 33 años detenido como presunto autor del crimen machista que tuvo lugar el pasado 15 de enero en Huércal de Almería, ha aceptado este martes seis meses de multa a razón de cuatro euros diarios por un presunto delito de obstrucción a la justicia después de que no se presentara en dos ocasiones como testigo para otro juicio tras las correspondientes citaciones.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes judiciales, quienes han señalado que el acusado ha reconocido los hechos ante la titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Almería tras llegar a un acuerdo con el Ministerio Público, que solicitaba inicialmente una multa de nueve meses a razón de seis euros diarios conmutables por prisión o libertad vigilada.

El detenido, en prisión preventiva desde el pasado 17 de enero como único sospechoso del crimen machista, ha admitido que fue notificado en dos ocasiones, en enero y mayo de 2014, para que asistiera a un juicio oral en el que él mismo figuraba como perjudicado por un presunto robo en su vivienda habitual.

No obstante, y "sin existir ninguna justificación", el hombre no se presentó ni al juicio por estos hechos que estaba fechado para marzo ni el que, con posterioridad, se fijó en el mes de noviembre del mismo año, lo que obligó a la suspensión de las vistas, pese a que estaba advertido de que, de no presentarse, podría incurrir en un delito de obstrucción a la justicia previsto en el artículo 463 del Código Penal.

Cabe recordar que el acusado contaba con una orden de búsqueda e ingreso en prisión dictada el 6 de julio por el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería para cumplir la pena de un año de prisión por un delito de estafa y falsedad documental, de forma que tras su captura como principal y único sospechoso del crimen machista, cumple pena también por este delito.

Sobre el detenido pesaban ocho condenas judiciales de las que tres están sin cumplir. Entre ellas, además del año de prisión por estafa y falsedad, también había sido condenado a 52 días de trabajo en beneficio de la comunidad por un delito de coacciones leves y a tres meses de prisión y 31 días de trabajos por otro delito de resistencia y contra la seguridad vial; fallos que fueron pronunciados en 2016 por el Juzgado de lo Penal número 4 de Almería.

La sentencia por la que el detenido por la primera muerte por violencia de género en Andalucía debía haber ingresado en prisión fue dictada en mayo de 2015. En ella, se consideraba probado que, entre abril y mayo de 2006 y junto con otras personas, se hizo con 21.250 euros de una mujer a través de transferencias bancarias para lo que falsificaron la firma de la víctima.

El fallo apuntaba además que el acusado se sirvió de una cuenta corriente a nombre de su tía, a la que transfirió alguna de las cantidades sustraídas y que luego ella le entregó. El detenido cuenta con condenas anteriores por amenazas y maltrato a distintas mujeres desde 2007 en adelante, así como por otros delitos contra el patrimonio como robo.

En concreto, El Juzgado de lo Penal número 4 de capital lo condenó en 2008 por un delito de robo a un año y siete meses de prisión, mientras que un año antes, el Juzgado de Instrucción número 1 de Almería, le condenó a cuatro meses de prisión por hechos similares. También fue condenado en octubre de 2014 por un delito de maltrato agravado y otros dos de amenazas agravadas en el ámbito de la violencia de género a 240 días de trabajos en beneficio de la comunidad así como a la prohibición de portar cualquier tipo de arma por un periodo de dos años y seis meses. Además, debía mantenerse alejado de su víctima y no comunicarse con ella por ningún medio durante un periodo de dos años.

Por otra parte, ha sido absuelto en otros procedimientos, el último de ellos resuelto el pasado 16 de diciembre en el que estaba acusado de un robo con fuerza en las cosas ante el robo en enero de 2013 de varios aperos agrícolas en un almacén de Campohermoso mediante un butrón. Igualmente, fue absuelto de un robo en casa habitada en abril de 2013 por el que la Fiscalía le pedía cuatro años de prisión.