Ideal

Francisco Martínez-Cosentino Justo es nombrado Hijo Adoptivo de Albox

Francisco Torrecillas junto a Francisco Martínez-Cosentino, Pilar Alfonso, los nietos de ambos y parte de la corporación de Albox
Francisco Torrecillas junto a Francisco Martínez-Cosentino, Pilar Alfonso, los nietos de ambos y parte de la corporación de Albox / E. B.
  • El Ayuntamiento albojense ha querido reconocer «el esfuerzo, capacidad de superación y valores» del empresario macaelense en un emotivo acto cargado de complicidades

El presidente del Grupo Cosentino, Francisco Martínez-Cosentino Justo era reconocido ayer Hijo Adoptivo del pueblo de Albox en un emotivo y entrañable acto, donde el homenajeado recibió el calor, cariño y admiración de numerosos vecinos de esta localidad, acompañado por su familia, amigos o ediles y empresarios de los pueblos del Almanzora.

La distinción es el resultado de la unanimidad de todos los ediles de la corporación municipal de Albox a propuesta del equipo de Gobierno del ayuntamiento en el pasado mes de noviembre.

El acto de ayer se iniciaba con la bienvenida de la concejala de Comunicación y Cultura, Aurora Cerdán, para dar paso a un vídeo con la trayectoria personal y profesional de Francisco Martínez-Cosentino, que en persona relataba todos los escollos, alegrías y dificultades durante su vida hasta lograr ser el empresario cuya trayectoria reconocen diariamente medios, instituciones, empresarios o gobernantes. De esta proyección destaca un mensaje clave del empresario macaelense cuando asegura que debe diferenciarse claramente en una empresa la gestión del patrimonio; consigna que ha llevado cabo en el grupo que dirige desde los primeros tiempos. En la memoria que relata en el vídeo, el reconocido emprendedor, explica que la transparencia ha formado parte también de su rutina desde que tomara las riendas de la industria legado de su padre, subrayando la importancia de esta transparencia para que la gente confiara en su empresa y en su persona. Al finalizar el reportaje, Martínez-Cosentino no olvida dedicar gran parte de su éxito al mármol blanco que duerme en las entrañas de su querido pueblo de Macael.

El alcalde de Albox, Francisco Torrecillas, dedicó unas entrañables y afectuosas palabras al homenajeado, que mostraron y demostraron la vinculación de Albox y Macael y más concretamente de la familia Martínez-Cosentino con el primer edil albojense. Así Torrecillas agradeció la gran labor que desempeña la firma en la comarca, exponiendo que su empresa «da la vida a este valle y a otros valles del mundo». «Este acto es para daros las gracias porque el pueblo de Albox os está muy agradecido; representáis una parte muy importante de la economía del municipio. El ayuntamiento está a vuestra entera disposición», enfatizó el primer edil de Albox en sus palabras de gratitud al empresario y después de haber narrado anécdotas y experiencias de cariño y admiración por la persona y trayectoria del Hijo Adoptivo de Albox.

Martínez-Cosentino, por su parte, de pie en el escenario acompañado por su mujer, Pilar Alfonso, recordó los primeros momentos de unión con la localidad de Albox, mencionando los recuerdos familiares y nombrando a sus suegros y sus cuñados, familia de esta localidad que siempre ha sentido como propia. El empresario contó anécdotas y mencionó a muchos albojenses, dando muestra de una cercanía familiar con este pueblo.

«Representa para mí demasiado honor lo que me estáis dando, cuando lo único que hago es algo que me gusta mucho hacer y si me premiáis, pues mucho mejor», expresaba Cosentino, recordando que aceptó la distinción con el único requisito de que esta fuera por unanimidad de todos los concejales.

El empresario rememoró el escenario de 'La Parrilla' como lugar de encuentro familiar, de trabajo y de amigos y recalcó el espíritu emprendedor de los vecinos de Albox, muy fuertemente vinculados al comercio «gentes de mundo», matizó. «Si algo ha ocurrido muy importante en este siglo para la comarca fue la construcción del Instituto Laboral de Albox que revolucionó en plan cultural de los municipios del valle y consiguió forjar a grandes profesionales», explicó entusiasmado Martínez-Cosentino.

«Me siento muy, muy orgulloso de Albox y de que os hayáis acordado de mí, finalizaba su intervención el empresario, sin olvidar mandar un mensaje de unidad a vecinos y gobernantes para, según expresó, superar el hecho de contar con menos habitantes que otras zonas o comarcas.

Desde el Ayuntamiento de Albox se ha querido reconocer así el trabajo, el esfuerzo, la capacidad de superación y todos los valores que Francisco Martínez-Cosentino Justo ha trasladado a su empresa, líder mundial en su sector, sin que esto haya significado en ningún momento dejar de apostar por su tierra y por la Comarca del Almanzora.