Ideal

El PSOE exige a Energía la línea de alta tensión del Almanzora para retomar proyectos de renovables

Estación de transformación eléctrica junto a un parque eólico en el municipio almeriense de Serón.
Estación de transformación eléctrica junto a un parque eólico en el municipio almeriense de Serón. / ELOÍSA BÉNITEZ
  • El PSOE presentará una proposición no de ley para exigir a Industria esta inversión que aparecía como prioritaria en Plan 2014-2018

Más allá de los debates sobre la implantación de nuevos modelos productivos y oportunidades perdidas, hay máximas que sí parecen poco discutibles: sin energía no hay desarrollo. Un argumento de peso esgrimido ayer por responsables socialistas de las provincias de Almería y Granada para exigir al Ministerio de Industria que entienda como una prioridad la línea de alta tensión Caparacena-Baza-Atarfe, considerada como preferente en el plan energético nacional 2014-2018 y que, según el PSOE, el Gobierno del Partido Popular eliminó de esa misma planificación para el periodo 2015-2020.

Y es que, según los representantes socialistas, estamos hablando de una infraestructura clave, valorada en unos cien millones de euros, para atraer inversiones a comarcas como la del Almanzora y que, además, aportaría más seguridad de suministro en un buen puñado de municipios del norte de la provincia donde los apagones se producen con relativa frecuencia. Por todo ello, el PSOE emprenderá acciones políticas ante el Ministerio de Industria en un doble sentido. Por una parte, mediante la presentación de una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados y, por otra, mediante la remisión de una carta firmada por representantes de los ayuntamientos solicitando una entrevista al ministro Álvaro Nadal.

La secretaria del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, adelantó que en estos momentos hay «más de treinta y cinco empresas» que están interesadas en la instalación de plantas de generación de renovables eólica y termosolar en esta zona, cuya viabilidad depende de la disponibilidad de una red que permita evacuar la energía que generen los molinos de viento y las placas. «El PP se llevó unilateralmente a comunidades como Galicia lo que estaba previsto para Almería y Granada», señaló Jiménez, quien lamentó que, debido a estos déficit, se quedaran en el aire hace unos años una serie de proyectos de renovables valorados en unos quinientos millones de euros y que hubieran supuesto la creación de mil quinientos empleos directos. «Pedimos que el Gobierno escuche a los responsables municipales» recalcó. «Pedimos que nos roben ni el presente ni el futuro».

El secretario general del PSOE de Almería, José Luis Teruel, calificó de «auténtica barrabasada» que el PP suprimiera esta línea. «Exigimos que se revierta este expediente administrativo y se vuelva a incluir», dijo Teruel, quien comentó que la inversión estaba tan avanzada que el día posterior a las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011, en las que el PP obtuvo una holgada la mayoría absoluta, salió publicada la declaración de impacto ambiental en el Boletín Oficial del Estado (BOE). «Se ha causado un gran perjuicio a Granada, Almería y también a algunas localidades de Jaén», indicó. En este sentido, Teruel lamentó la «inseguridad energética que afecta a familias y empresas».

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, José Antonio Maldonado, lamentó el «tratamiento injusto» hacia Andalucía en el planeamiento energético realizado por el Gobierno para el intervalo 2015-2020 al destinarse sólo el 7,2% del presupuesto, un porcentaje que se queda por debajo de lo que debería corresponderle, en teoría, en función de factores como el peso poblacional o la extensión. Maldonado se refirió a una «distribución asimétrica» de los recursos donde otras regiones, como Canarias, salen mucho más favorecidas. «Además -añadió Maldonado en referencia a Andalucía- estamos hablando de territorios que necesitan una mayor ayuda por parte del Gobierno porque tienen una mayor tasa de desempleo o porque tienen mayores necesidades».