Ideal

UPA lamenta la pérdida de más de 3.000 perceptores de la PAC

Francisca Iglesias, secretaria de UPA Almería, y Lorenzo Ramos, secretario general de UPA.
Francisca Iglesias, secretaria de UPA Almería, y Lorenzo Ramos, secretario general de UPA. / IDEAL
  • La Unión de Pequeños Agricultores critica que lleguen diez millones menos en ayudas directas para los productores de Almería

«Lo advertimos desde el primer momento, que los criterios del reparto de las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) no beneficiaban para nada a una zona como la almeriense, integrada por pequeños agricultores y ganaderos, que desarrollan su actividad en zonas desfavorecidas y a los que se penaliza con los derechos históricos que contempla el reparto», manifestó Francisca Iglesias, secretaria general de UPA Almería.

Esta organización, llevo a cabo un análisis de lo que fue la aplicación de la PAC en tierras almerienses durante el pasado año, principalmente en el apartado referido a las ayudas directas. Tomando como referencia los datos de la Junta de Andalucía, manifestó Iglesias, «vemos como en el último año más de 3.000 productores han dejado de percibir ayudas de la PAC en Almería. Y es que, según detallan en el balance que realizan desde esta organización, «los pagos de ayudas directas han bajado de 29 a 19,93 millones; y el número de perceptores ha pasado de 11.000 a 7.885 productores».

Entre las causas que arrojan esta situación, la Unión de Pequeños Agricultores señala, por un lado, a los rendimientos históricos, sobre los que se postulan en contra porque «desvirtúan la realidad y perjudican a los profesionales que se dedican en pleno a la actividad agrícola y ganadera en favor de aquellos que solo cuentan con tierras y que no tienen su actividad principal en el sector agrario», manifestó Francisca Iglesias, insistiendo en que la organización de la que forma parte, defenderá nuevamente la eliminación de este elemento o al menos su actualización, pues «data de los años 80».

Por otro lado, «la idea de eliminar a los perceptores que no lleguen a una mínima cantidad va en contra de Almería», aseguró la dirigente de UPA. Así, apuntó que «la reducción de perceptores a aquellos que cobren ayudas por encima de 300 euros en el 2017, y en el 2016 a más de 200 euros, perjudica a la provincia, ya que en Almería había gran cantidad de agricultores que percibían menos de 300 euros, por varios motivos».

Tampoco ayuda, a juicio de la organización, la deslocalización de los cultivos, «sobre todo en hortalizas y frutos secos, que ha supuesto que otras regiones españolas y andaluzas produzcan estos productos cobrando unos pagos directos históricos de los cultivos anteriores y que están en el entorno de 300 euros por hectárea en adelante». Todo ello, aseguró Iglesias, «con el lastre que supone una reducción del presupuesto para este marco».

Para UPA, tampoco ayudó el hecho de que los pagos directos, finalmente no llegarán a las frutas y hortalizas, como en un principio se defendió en el ámbito comunitario.

«El hecho de que esta reforma, la última no esté gustando en la Unión Europea, ha llevado a plantear otra, con diversas modificaciones, que pueden ser una oportunidad para mejorar, pero sobre la que estaremos alerta», dijo Iglesias.