Ideal

Feral pide ayudas como las de Murcia para costear el agua desalada para los cultivos

Presidentes de distintas comunidades de regantes y miembros de Feral.
Presidentes de distintas comunidades de regantes y miembros de Feral. / IDEAL
  • La Federación de Regantes teme que el Gobierno vuelva a dar ayudas a los vecinos y se olvide de los regantes de la provincia de Almería

La unión en Almería para solventar el déficit hídrico, contar con un precio justo del agua y garantizar así el futuro de los cultivos y la viabilidad de la actividad más puntera de la provincia, es un hecho. Los diferentes colectivos agrarios y empresariales hacen piña en la Mesa del Agua, pero desde los regantes no entienden que puedan verse de nuevo, como así lo valoraron en su día, «discriminados», ante la llegada de ayudas para costear el agua desalada en la Región de Murcia, y el Gobierno central olvide a los almerienses, que según Feral, «padecen una situación similar».

La posibilidad de que la Región de Murcia reciba, por segundo año consecutivo, subvenciones al precio del agua desalada ha puesto en alerta a los regantes almerienses.

Y es que, tras la reunión celebrada hace unos días por regantes del Trasvase Tajo-Segura con la ministra de Agricultura, todo apunta a que los Presupuestos Generales del Estado para este año consignarán la provisión económica necesaria para rebajar en 20 céntimos por metro cúbico el precio del agua desalada, que actualmente ronda los 50 céntimos por metro cúbico. La posibilidad de que la Región de Murcia reciba, por segundo año consecutivo, subvenciones al precio del agua desalada ha puesto en alerta a los regantes almerienses.

La Federación de Regantes de Almería informó de que el compromiso que el Ministerio de Agricultura ya ha expresado verbalmente a los regantes murcianos coincide en el tiempo con las primeras negociaciones mantenidas por el Gobierno de la Región de Murcia con los diferentes grupos políticos para la elaboración del Pacto Regional por el Agua en Murcia, que aboga claramente por el establecimiento de un precio del agua desalada «razonable y homogéneo».

Desde Feral, ante ello, se entiende que vuelven a darse las condiciones para que «haya un claro gesto político del Gobierno de España en favor de los regantes murcianos, creando de nuevo un claro agravio comparativo a los regantes almerienses». Por este motivo, La Federación de Regantes reclama al Estado que contemple a la provincia de Almería como beneficiaria de las mismas medidas económicas excepcionales que reciba el campo murciano para abaratar el precio del agua desalada para el riego agrícola.

Los regantes de Almería critican la labor de los diputados almerienses en el Congreso en este tema concreto, ya que consideran que el trabajo político realizado hasta la fecha para evitar un nuevo agravio comparativo en los precios del agua desalada no ha obtenido resultados concretos. Según manifestó José Antonio Fernández, presidente de la Federación de Regantes de Almería, «nos da la sensación de que nuestros parlamentarios están en 'modo avión', llenos de buenas intenciones, pero sin propuestas que vayan a reflejarse presupuestariamente en las medidas de apoyo que el campo almeriense necesita para seguir regando durante los próximos años».

Feral espera reunirse pronto con la ministra de Agricultura para expresarle directamente sus necesidades y reivindicaciones.