Ideal

El PP se queda solo en la aprobación de sus cuentas

La bancada de los grupos de la oposición, durante el debate de los presupuestos provinciales, celebrado ayer.
La bancada de los grupos de la oposición, durante el debate de los presupuestos provinciales, celebrado ayer. / J. J. MULLOR
  • PSOE e IU coinciden en censurar el sistema de reparto de subvenciones de la institución y la discriminación entre los municipios

La Diputación Provincial de Almería aprobó ayer el Presupuesto para el año 2017 con los únicos votos a favor de los representantes del equipo de gobierno del PP, que se quedó solo en el visto bueno de unas cuentas que, según recordaron, experimentan un crecimiento de cuatro millones y medio de euros respecto a 2016 hasta situarse en casi 198 millones de euros.

De hecho, expusieron, se trata, a su juicio, «de un presupuesto inversor» puesto que «más del 25% del presupuesto está destinado a Servicios Sociales y consolida su apuesta por lo social alcanzando 48 millones de euros a fomentar el bienestar de los vecinos». Además, continuaron, «ha previsto 25 millones de euros en inversiones reales, así como 9 millones de euros para una de las prioridades del equipo de gobierno, la inversión en materia de agua».

La partida de prevención y extinción de incendios ha sido, asimismo, una de las que mayor subida ha experimentado hasta situarse en los 5,5 millones de euros con la puesta en marcha de los retenes de Canjáyar, Gérgal, Roquetas y Huércal Overa, así como para el aumento de plantilla del Levante, Poniente y Almanzora.

En cuanto al empleo y la economía, entienden desde el Gobierno provincial del PP que «se van a ver reforzados con unos presupuestos que recogen más de 16 millones al fomento del empleo y más de 9 millones a agricultura, comercio, turismo y pymes, así como casi 3 millones de euros en promoción del destino 'Costa de Almería'».

El vicepresidente, Javier Aureliano García, lamentó que el PSOE «se haya limitado a realizar una enmienda en la que la única propuesta es el aumento de las partidas presupuestarias de gastos» puesto que «sólo nos piden que se incrementen las partidas y no dicen de dónde habría que quitar». «Si por ustedes fuera, el presupuesto estaría descuadrado, no habría ingresos para poder soportar todas sus propuestas», valoró García.

El Grupo Socialista en la Diputación Provincial de Almería votó en contra de la propuesta de Presupuestos para 2017 presentada por el equipo de gobierno al entender que las cuentas del PP son «arbitrarias y opacas y no transparentes», tal y como defendió en sesión plenaria el portavoz socialista, Juan Antonio Lorenzo.

Los socialistas se opusieron a aprobar y, por tanto, a firmar lo que calificaron como un «cheque en blanco» ya que el presidente de la Diputación, Gabriel Amat, y su equipo «no pormenorizan ni especifican las cuentas para el próximo ejercicio con el rigor necesario». «Si nos trae un documento en el que no sabemos lo que se va a hacer ni en qué condiciones se pretende hacer no lo vamos a aprobar, al tratarse de un documento opaco que, además, discrimina y no sabemos de qué manera, a unos municipios», argumentó Lorenzo, que defendió la enmienda a la totalidad presentada por los socialistas, rechazada por el PP.

«Hemos intentado enmendar los presupuestos y le hemos demostrado en ocasiones anteriores que cuando se nos ha ofrecido información detallada de lo que se va a hacer, como ha ocurrido con el Plan de Carreteras, no tenemos ningún problema en votar a favor si nos parece oportuno», recordó el portavoz socialista.

En este sentido se pronunció también María Jesús Amate Ruiz, portavoz provincial de IULV-CA. «No hemos apoyado los presupuestos de Diputación porque son unos presupuestos hechos por y para el equipo de gobierno, que no han sido consensuados con ningún grupo de la oposición ya que no se nos ha citado previamente para trabajar en ellos», declaró. Unas cuentas, a su juicio, «a la carta con un aumento escandaloso de las partidas destinadas a subvenciones directas y nominativas que son las que se dan sin que haya convocatorias previas» y en las que, además, «baja casi tres millones la partida para carreteras a pesar de que la Diputación tiene una red de carreteras grandísima».

Amate censuró, además, que disminuya «la partida para la residencia asistida aunque aumenta para los contratos de servicios externalizados» de la misma y que se destine una gran partida para la promoción del turismo «sin decirnos cuál es el plan estratégico».

El Grupo provincial de Ciudadanos se abstuvo en la aprobación de los Presupuestos de 2017 por considerarlos «continuistas y poco concretos». «Desde Ciudadanos nos hubiera gustado unos presupuestos más participativos, que no fueran tan continuistas, en los que no se incluyeran partidas que ya se presupuestaron para este ejercicio de 2016 y, además, los consideramos poco concretos», afirmó.

Con esta declaración inicial, Roberto Baca, portavoz provincial de C's, expresó el motivo de la abstención de su grupo en la aprobación de las cuentas puesto que, a su juicio, «es fundamental que no dependan tanto de otras administraciones, como Junta de Andalucía o Estado» ya que «ambos deben cumplir con lo que les corresponde y evitaríamos que condicionen cada pleno de esta casa» y «me preocupa mucho esas competencias que asume Diputación sin corresponderle y que luego no encuentran respuesta por la administración competente».

En su turno de ruegos y preguntas, Baca mostró asimismo su preocupación por la situación que le he han trasladado trabajadores de la Residencia Asistida de la Diputación. «Sabemos que uno de los pabellones, el denominado Poniente, tiene que ser reformado con urgencia y sus 47 trabajadores, con plazas concertadas, tienen la necesidad de saber qué va a pasar con ellos, si se les va a reubicar o perderían su puesto de trabajo. Además, los familiares de los residentes también necesitan información sobre qué pasará con sus allegados», reclamó Baca.