Ideal

La Junta reclama al Ayuntamiento de Berja un plan de conservación de Villavieja

Una de las torres que se conservan de la antigua alcazaba con las pintadas que han aparecido recientemente en Villavieja.
Una de las torres que se conservan de la antigua alcazaba con las pintadas que han aparecido recientemente en Villavieja.
  • El gobierno andaluz ha trasladado a la Fiscalía de Almería las pintadas localizadas hace un mes por si pudiera constituir un delito

Las pintadas aparecidas hace poco más de un mes en el yacimiento de Villavieja, en el término municipal de Berja, han motivado a la Junta de Andalucía para pedir al Ayuntamiento que tome cartas en el asunto. Después de comprobar el impacto visual provocado por la «gamberrada», el gobierno andaluz demanda al Consistorio que redacte, ejecute y financie un proyecto de conservación de los restos de la antigua alcazaba, declarados Bien de Interés Cultural.

Según ha comunicado a IDEAL la delegación de la Consejería de Cultura en Almería, corresponde al Ayuntamiento asumir esta tarea «como propietario». No obstante, la Junta de Andalucía ofrece su asesoramiento en la redacción del proyecto que solicita así como su intención de autorizar las actuaciones que se concreten para velar por la conservación de los restos. Compete al Consistorio, además, financiar los trabajos previstos para alcanzar este fin.

Según informó en su día el Ayuntamiento virgitano, los grafitis aparecieron en diversos muros de la alcazaba de Villavieja, una construcción que se levantó entre los siglos IX y XII. Declarada Bien de Interés Cultural desde 1987, forma parte del patrimonio histórico y cultural de Berja y simboliza los orígenes de la localidad. La Junta de Andalucía, por otra parte, ha remitido el informe elaborado al respecto a la Fiscalía de Almería por si fuese constitutivo de ilícito penal, tal y como se establece en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

El alcalde de Berja, Antonio Torres, ya anunció que no le temblaría el pulso para exigir responsabilidades al autor o autores de las pintadas. Nunca antes Villavieja había sufrido un acto vandálico de estas características. Para el primer edil, se trata de una «gamberrada», de un delito con pena de cárcel por atentar contra el patrimonio. «Vamos a intentar localizar, con todos los medios a nuestro alcance, a los que han realizado estos grafitis y los llevaremos a los tribunales», dijo Torres tras denunciar las pintadas ante la delegación de la Consejería de Cultura en Almería.

De la investigación poco o nada se sabe. Es hermética por el momento. Se ha acudido a las cámaras de seguridad de las que disponen algunos negocios comerciales de la zona. Según las primeras conclusiones, las pintadas, que no guardan ningún significado aparente, se han realizado salpicadas en el tiempo.